La empresa Puerta del Sur, filial de Corporación América y concesionaria de los aeropuertos de Carrasco, Laguna del Sauce y de seis terminales del interior, canceló en forma anticipada las obligaciones negociables (ON) que emitió en 2007 para financiar las obras de renovación de la principal terminal aérea del país, ubicada en Montevideo.

Esas obligaciones tuvieron un cambio resuelto por asamblea de los inversores que las poseen el pasado 6 de octubre. Allí, se incluyó una cláusula que estableció que si se modificaba el contrato de concesión de Puerta del Sur -propiedad de Eduardo Eurnekian- se tornaba "exigible de forma anticipada el saldo de capital" de esos títulos de deuda. Eso deberá ocurrir "a más tardar dentro de los 120 días corridos siguientes a la fecha de la modificación y ampliación" del contrato de concesión.

El "acuerdo de ampliación y modificación del contrato de gestión integral del aeropuerto internacional de Carrasco con el Estado - Poder Ejecutivo- Ministerio de Defensa Nacional" por el que se dio en forma directa a Puerta del Sur la concesión de seis aeropuertos del interior y se extendió la concesión del de Carrasco y Laguna del Sauce hasta 2053 (veinte años más) se firmó el pasado 8 de noviembre, indicó el diario El País. La empresa comprometió obras por USD300 millones.

Ahora, en una comunicación al Banco Central (BCU, regulador del mercado de valores) con fecha del pasado viernes 26, Puerta del Sur comunicó que procedió en ese día "al pago" de las ON. "El importe bruto calculado de capital e intereses asciende a USD8.748.695,83, que incluye el pago de capital de USD8,7 millones, pago de intereses de USD48.695,83 y suma adicional por pre-cancelación por USD348.000", señaló la comunicación.

Las obligaciones negociables vencían originalmente en octubre de este año, pero la empresa logró con los inversores una prórroga de las últimas cuatro cuotas el año pasado, ya que por el Covid-19 el aeropuerto perdió actividad durante varios meses.

El 24 de abril de 2020 Puerta del Sur reestructuró las obligaciones negociables que emitió en 2007 y que vencían en octubre de 2021. Así, las cuatro cuotas que vencían en abril y octubre de 2020 y en abril y octubre de 2021 se corrieron un año y serían pagas el 29 de abril y el 29 de octubre de 2021 y de 2022. Finalmente, con el cambio resuelto en asamblea de tenedores de esos títulos y la actualización del contrato, se terminaron de pagar ahora, muy cerca del plazo original previsto.

La emisión de deuda por USD87 millones en 2007 era la más grande de un privado a este ese momento en el mercado bursátil uruguayo.