La empresa local Derwill inauguró una planta para la fabricación de medias en la localidad de Malvinas Argentinas.

Con una inversión superior a los 5 millones de dólares, el complejo sumará cincuenta operarios, para llegar a 190 empleados. El proyecto es expandir la capacidad productiva de 8 a 13 millones de pares de medias por año, y sumar 114 nuevas máquinas de tejeduría y planchado. El objetivo es ampliar las exportaciones a toda la región.

La inversión en el nuevo complejo se concentra principalmente en la adquisición de máquinas de tejeduría y de plancha, incorporando la misma tecnología y los mismos procesos que hoy utilizan las fábricas más modernas de fabricación de medias en Estados Unidos, Europa o Asia.

Derwill fabrica medias para Nike, Adidas, Under Armour, Babolat, Falabella y New Balance, entre otras. Su desarrollo a lo largo de los años se vio impulsada fuertemente por su alianza comercial con Nike, su principal cliente, y con quien exportó en 2020 un millón de medias a Chile.

Derwill, cumplió 30 años en febrero y se fue consolidando en el tiempo como una de las empresas líderes en la fabricación de medias deportivas y casual. Hoy ha logrado convertirse en el exportador de prendas textiles terminadas más importante de Argentina, medido en volumen.

La empresa está liderada por Marcelo López Imizcoz, que aprendió el oficio en la localidad de Pigüé de la mano de Eduardo Bakchellian, fundador de la histórica textil Gatic. Sus hijos Manuel, Gonzalo y Ramiro –los tres formados en Administración de Empresas-, están siguiendo los pasos de su padre y se han integrado al equipo de Derwill.

López Imizcoz comenzó su carrera en Gatic en 1985, hasta que fundó su propia empresa en 1991 con la apertura de un galpón ubicado en San Lorenzo y Panamericana, con tres máquinas provenientes de Checoslovaquia. El próximo hito de expansión fue en diciembre de 2003, cuando mudaron su operación a una fábrica tres veces más grande que la anterior y a la cual le sumaron tecnología y capacidad de producción.

Previo a esta inauguración, Derwill operaba en una planta en Don Torcuato, empleando a 140 operarios, de los cuales un 60% son mujeres. El 100% de su dotación está afiliado al AOT (Asociación Obrera Textil). En Don Torcuato Derwill contaban con una capacidad para producir 8 millones de pares de medias al año y usaban 136 máquinas tejedoras y planchadoras, provenientes de China e Italia.