La histórica corrida cambiaria que llevó al dólar a más de $60 durante la semana pasada y el contexto económico recesivo provocaron una fuerte caída en la venta de juguetes por el Día del Niño, fecha para la cual este rubro suele tener más de la mitad de su demanda anual.

De acuerdo a la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, debido a la incertidumbre por la megadevaluación del peso, la recesión y la fuerte tormenta del sábado que dificultó salir a comprar, las ventas en unidades se hundieron un 12% en relación a la misma época del año pasado.

A pesar de que "los descuentos del 30% con tarjetas del Banco Ciudad y las 3 cuotas sin interés negociados por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete ayudaron a atenuar la caída de las ventas de juegos y juguetes para el Día del Niño", como indicaron en un informe, esto no fue suficiente.

Durante el último mes hubo una pequeña recuperación a partir de la extensión del Programa Ahora 12 a todos los días de la semana, pero el cimbronazo cambiario retrotrajo el consumo  y generó un colapso en las ventas de principios de la última semana antes del Día del Niño, época en la cual se vende el 60% de los juguetes de todo el año.

Esto se suma a que los comercios asumieron el costo de las versiones Ahora 3 y 6 no lo trasladaron al precio con el objetivo de recuperar las ventas, sin lograrlo por la devaluación.

De todas formas, esto se da en un contexto de por sí negativo para esta industria: según la Cámara,  se venían registrando caídas en promedio del 13% cada mes con relación a 2018 y  el sector promedió una caída interanual de 30%. 

En este marco, las fábricas nacionales pasaron de producir en turnos rotativos de 24 hs en 2016 a un único turno de 8 horas y, en temporada baja, algunos establecimientos solo abrieron sus puertas 4 días a la semana. 

En cuanto a las ventas, más del 80% fueron con tarjeta de crédito con las promociones bancarias y con una fuerte participación del programa Ahora 12. En jugueterías con una participación del 80% de juguetes importados, el gasto promedio por persona fue de $1800 pesos por unidad, mientras que en jugueterías que ofrecen 50% productos nacionales y 50% importados, el ticket promedio por juguete fue de $500. 

La pérdida del poder adquisitivo de los consumidores es una de las cuestiones que más preocupan al sector, junto con el avance del mercado ilegal: muchos productos se compran en la vía pública o por las plataformas electrónicas más baratos, pero no están certificados y contienen sustancias altamente nocivas para la salud.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos