La marca holandesa de cerveza, Heineken, segunda en el mundo después de la belga AB InBev, se convirtió en socio minoritario de la matriz CRH Beer, que la proveerá de una fuerte y amplia red de distribución en China, uno de los mercados con mayor crecimiento en la demanda de este tipo de cervezas. Heineken ha llegado a un acuerdo no vinculante para comprar una participación del 40% por valor de u$s3.100 millones en la matriz que controla China Resources Beer (CR Beer), la mayor cervecera del país asiático, para aprovechar la creciente demanda de cervezas prémium en este mercado.

El 60% restante pertenece al conglomerado China Resources Enterprise (CRE), con cuya alianza Heineken espera mejorar su desempeño en el mercado chino. A cambio, CR Beer planea utilizar esta nueva asociación para introducirse en el mercado internacional, para lo que ha adquirido a su vez 5,2 millones de acciones de la cervecera holandesa por un total de 464 millones de euros (un 0,9% de las acciones de la compañía). El acuerdo prevé que CR Beer pueda utilizar los canales de distribución global de Heineken para acelerar el crecimiento internacional de su marca Snow.

Este acuerdo le permitirá a los chinos alcanzar su objetivo de tomar una posición de liderazgo en el mercado premium dentro de cinco a 10 años, señaló a los medios el presidente de la compañía china. Snow representa el 90% del volumen total de ventas de cervezas de CR Beer, pero se vende casi exclusivamente en China