Los cinco gremios aeronáuticos que integran el Grupo Sindicatos Unidos y Aerolíneas Argentinas'> Aerolíneas Argentinas iniciaron negociaciones ante la decisión de la empresa de aplicar quitas salariales y suspender a 7.500 trabajadores por la crisis que provocó la pandemia. Los gremios advirtieron sobre las dificultades de implementar esta medida y presentaron una serie de objeciones.

El encuentro se realizó este martes, de forma presencial y respetando el distanciamiento social, en la sede de la empresa. Allí estuvieron los referentes de los sindicatos APLA (pilotos), APTA (técnicos), APA (personal aeronáutico), UALA (aviadores de líneas aéreas) y  UPSA (personal superior).

"La propuesta de la empresa tuvo múltiples objeciones por las dificultades para implementarla a partir de las características de la actividad, como por ejemplo las habilitaciones aeronáuticas, los vencimientos y la rotación de turnos, entre otras", puntualizó el Grupo Sindicatos Unidos en un comunicado.

La compañía decidió suspender temporalmente a unos 7.500 trabajadores durante junio y julio debido a la caída de la actividad aerocomercial, como consecuencia de la pandemia.

Al respecto, la empresa informó que se dispuso "entablar las negociaciones en el marco del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo".

Ese artículo dice: "Se considerará prestación no remunerativa las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación, conforme normas legales vigentes, y cuando en virtud de tales causales el trabajador no realice la prestación laboral a su cargo (...)".

"Los gremios entienden que ninguna empresa aérea es ajena a la crisis por la que atraviesa la aviación en el mundo, pero no renunciarán a la defensa de los intereses y derechos de los trabajadores", manifestaron los dirigentes sindicales.

También ratificaron ante las autoridades de Aerolíneas Argentinas'> Aerolíneas Argentinas su "voluntad de diálogo" y convinieron un cuarto intermedio hasta el viernes, con el objetivo de hallar soluciones que "no afecten la estabilidad y condición laboral y los salarios".

Pablo Ceriani, titular del Grupo Aerolíneas-Austral -fusionado en mayo último- había presentado un informe de situación a partir de "la grave crisis financiera de la compañía por la pandemia de coronavirus, que generó una abrupta caída de los ingresos", por lo que ratificó la propuesta de 8 mil suspensiones para junio y julio.

"La empresa presentó la propuesta para implementar el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT), siguiendo el acuerdo marco entre la CGT y la Unión Industrial Argentina ( UIA), la que recibió múltiples objeciones", concluyó.

El documento gremial fue firmado por Pablo Biró ( APLA), Ricardo Cirielli (APTA), Edgardo Llano (APA), Cristian Erhardt (UALA) y Rubén Fernández ( UPSA).

A partir de las 13 de mañana será el turno para negociar la propuesta patronal de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), de Juan Pablo Brey, quien sin embargo ya adelantó hoy que "no aceptará reducciones salariales".