Sears, la cadena estadounidense propiedad del fondo de cobertura Eddie Lampert, se está preparando para una declaración de bancarrota que hará pública el domingo. La compañía enfrenta un vencimiento de deuda crítico la próxima semana, señala Bloomberg.

El plan para solicitar la protección del Capítulo 11 es una derrota para Lampert, cuyo fondo, ESL Investments, es el mayor accionista del minorista y un importante tenedor de deuda.

Durante semanas, ESL había estado impulsando una propuesta de reestructuración de deuda que evitaría una declaración de bancarrota.

La compañía ahora está enfocada en asegurar el financiamiento de las operaciones a través de la bancarrota, explicó la persona, quien pidió no ser identificada porque las discusiones son privadas.

Una presentación sería la culminación de años de declive, ya que Sears ha luchado para adaptarse a un entorno minorista cambiante.

También marcaría la caída de una empresa que dominó su industria tanto o incluso más que lo hace Amazon en la actualidad.