Grab, el servicio de viajes particulares que domina el sudeste asiático, está cerca de cerrar un acuerdo para adquirir la división de Uber Technologies en la región y podría firmarlo esta semana o la que viene, según dijeron a Bloomberg personas al tanto del tema.

Según los términos del acuerdo propuesto, Grab compraría las operaciones de Uber en ciertos mercados del sudeste asiático y Uber adquirirá una participación en Grab, dijeron las personas, que solicitaron el anonimato porque las negociaciones son privadas.

La estructura sería parecida al acuerdo que firmó Uber con Didi Chuxing en China en 2016, cuando la empresa con sede en San Francisco vendió su operación local a cambio de acciones en la firma china. Uno de los escenarios considerados contempla que la participación de Uber en Grab probablemente ronde o alcance 20%, dijo una de las personas.

Grab también anduvo negociando con sus financistas actuales, entre ellos SoftBank Group, y con nuevos inversores para obtener capital adicional, según personas al tanto de las negociaciones. Recientemente, Grab fue tasada en u$s6.000 millones, según CB Insights.

Grab y Uber no quisieron hacer comentarios.

Para el cofundador y máximo ejecutivo de Grab, Anthony Tan, la tregua pondría fin a una dañina batalla por el liderazgo en el mercado de viajes particulares del sudeste asiático, que está creciendo rápidamente. Las empresas están enfrascadas en una lucha por controlar la mayor cantidad posible de ciudades en el sudeste asiático, hogar de 620 millones de personas.