En medio de la crisis turística provocada por la pandemia del coronavirus, en estas horas, el Senado tratará el Proyecto de Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística, impulsado por el senador nacional por la provincia de Misiones, Maurice Closs. El enunciado del proyecto en cuestión trae preocupación a las agencias de viajes que buscan alertar a los senadores sobre las consecuencias que podría tener esta norma si no son modificados algunos puntos. Aseguran que, de no ser modificado, corren peligro de cierre una buena parte de las 5.600 pymes que hay en el sector.

A través de una carta a los representantes de la Cámara alta, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) aseguró que “el proyecto no contempla un aspecto central de la actuación del agente de viajes: la situación de quienes diligentemente giraron los importes pagados por los turistas que requirieron servicios a los prestadores y que éstos no reembolsan frente a la cancelación de los viajes”. Este proyecto se suma a otro similar que está en Diputados, que según informan en el sector, también tiene graves falencias.

Los agentes de viajes les piden a los senadores que tengan en cuenta el rol de las agencias como intermediarios entre los proveedores de servicio y los turistas. “Muchos prestadores nacionales e internacionales no han reembolsado a las agencias las sumas por los servicios reservados. Por ello, es necesario que la ley aclare en cuanto a los reembolsos que la obligación de la agencia se limitará a gestionar el reintegro, sin penalidades para el usuario”. En este supuesto, el agente de viajes tendrá derecho a percibir una suma a convenir con el consumidor, la que no podrá exceder del 5% del monto efectivamente reembolsado, como remuneración por su gestión.

La agencias aseguran que si esta situación no es contemplada, es decir, si no se tiene en cuenta que los agentes ya han pagado los servicios contratados a los proveedores o que “la mayoría de las veces las aerolíneas cobran directamente al cliente y el dinero ni siquiera ha pasado por la agencia, obligarlas a realizar reembolsos de recursos que no tienen puede ser la causa de cierres intempestivos y declaraciones de quiebra”.
En la entidad indican que es importante incluir bajo el ámbito de la ley en discusión a todas las aerolíneas comerciales, nacionales e internacionales, ya que “de otra manera no estarían obligadas a cumplir las obligaciones relacionadas con los reembolsos a los consumidores”.

En este contexto, Maira Busto, Secretaria de la Asociacion Civil de Agentes y Agencias de Viajes Pymes Argentinas (Avaece) le explicó a BAE Negocios que “necesitamos medidas financieras profundas, como la eximición del pago de ganancias, mayores plazos y la postergación de  vencimientos de compromisos. Si no se toman en cuenta estos reclamos, buena parte de las agencias van a desaparecer”.

En los últimos meses ya comenzaron a sucederse algunas señales en ese sentido. Más de un centenar de empresas abandonaron sus locales de atención y pidieron una suspensión momentánea de su actividad. El Ministerio de Turismo se comprometió con estas compañías a mantenerles la matrícula hasta fin de año aunque, si la situación se extiende, se desconoce que puede pasar con su futuro.

Intermediarios

El agente de viajes actúa por cuenta y orden del turista, según lo establecido en el art 1° de la Ley 18.829. En tal sentido, tiene encomendada la reserva de los servicios y el deber de pagarlos en tiempo y forma. Los importes abonados por los agentes de viajes a los prestadores quedan en poder de los últimos, por lo que resulta fácticamente imposible el reembolso en la medida que los prestadores no lo hagan.

Las agencias aseguran que no pueden devolver a los consumidores aquello que no les es devuelto. “Esto provocaría cierres intempestivos y declaraciones de quiebra”, alertan.

La entidad informó que, en los últimos meses, tanto prestadores como operadores nacionales y del exterior no han reembolsado las sumas giradas correspondientes a los servicios reservados. Los primeros, en virtud de la imposibilidad financiera de hacerlo y, los segundos, amparados en sus propias normativas locales que incentivaron -en vez de a la devolución- a la utilización del sistema de bono de servicios (voucher) para así dar sustentabilidad al sector de las agencias de viajes y turismo y evitar la quiebra masiva de éstas, sin desconocer el derecho de los usuarios.

Al respecto, Busto, propietaria de la empresa Giramondo Viajes, indicó que las aerolíneas internacionales se toman entre seis meses y un año para devolver el dinero de los pasajes no utilizados y agregó que ya hay una catarata de denuncias en Defensa del Consumidor que van dirigidas hacia toda la cadena de valor.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Mientras varias empresas se van, la cadena hotelera Marriott vuelve a operar en Argentina

Mientras varias empresas se van, la cadena hotelera Marriott vuelve a operar en Argentina

Proyectan una suba de hasta 38% en las ventas de autos del 2021

El nuevo Versa se produce en la fábrica de México

Tras varios meses de pausa, el fideicomiso al costo comienza a despabilar al sector inmobiliario

Tras varios meses de pausa, el fideicomiso al costo comienza a despabilar al sector inmobiliario

El aeropuerto de Ezeiza apura los trabajos para la vuelta de los vuelos

La espera de los pasajeros para el embarque será en el exterior y con distancia

Comienza a engrosarse la lista de empresas chilenas que replantean su negocio en el país

Más empresas chilenas se replantean su negocio en el país

La cerveza Corona empezó a fabricarse en Argentina

La cerveza Corona empezó a fabricarse en Argentina

Una histórica empresa de motos comienza a fabricar en Argentina

Una histórica empresa de motos comienza a fabricar en Argentina

El Gobierno condiciona el regreso de los vuelos para el 1° de octubre

El Gobierno condiciona el regreso de los vuelos

Empresa argentina compra una central térmica en Brasil

Empresa argentina compra una central térmica en Brasil

Las vacaciones de los 80 kilómetros: el escenario que viene en el verano de la pandemia

Las vacaciones de los 80 kilómetros: el escenario que viene en el verano de la pandemia