Hasta ahora sólo los vinos se guardaban en barricas, en busca de nuevos sabores, Antares presenta su “Proyecto barricas” con una edición especial de cerveza añejada con una graduación alcohólica de 11 grados que promete ser la primera de muchas.

La cervecería nacida en Mar del Plata festeja sus 20 años con una suerte de “experimento” que incluyó la maduración en acero inoxidable y un paso por barriles que antes guardaron whisky, tequila, grappa, oporto, bourbon y coñac. “Producían cervezas con sabores muy diferentes y en algún momento pensamos en hacer cinco cervezas, pero elegimos el blend porque nos representa mejor”, describió Leonardo Ferrari, cofundador de la cervecería junto a Mariana y Pablo Rodríguez.

La botella de 500 centímetros cúbicos que en lugar de etiqueta lleva un grabado del diseñador gráfico Sergio Pérez Fernández se venderá en todos bares y paradores de la marca, aunque sólo se hicieron 25.000 unidades.

La bebida no irá a los barriles para servirse tirada porque se recomienda servir a una temperatura de 8º a 12ºC. “Hicimos una cerveza especial. Muy alcohólica para poder soportar guarda prolongada. Compleja, aromática y especiada por el uso de levaduras belgas, frutas y especias. Añejada durante meses, maduró, creció y mejoró sin perder la esencia. Es una cerveza para disfrutar despacio. Reflexionar, mirar con orgullo el pasado y renovar el compromiso hacia el futuro”, describió Ferrari.

“Su amargor relativo es bajo y el balance dulce esconde los potentes 11 grados de alcohol”, advierte, en comparación con los 5 grados que tienen en promedio las artesanales.

“Vamos a seguir usando barricas”, afirmó Ferrari. No saldrá a la venta, pero como muestra del entusiasmo que generó el proyecto, el empresario contó que crearon una cerveza de 20ºC a la que bautizaron como G20. En rigor esta cerveza se realiza con un proceso de destilado, ya que se congela para luego separar el agua en un lento proceso de descongelación.

Pioneros en un negocio que apenas se vislumbraba en 1998, cuando fundaron una cervecería artesanal que tenía a sus hermanas en las cervezas Blest, de Rosario, y El Bolsón, en la patagonia, Antares fue testigo y protagonista de los cambios de los hábitos de los consumidores.

En 20 años pasó de 5.000 a 500 mil litros anuales de producción y de un local en Mar del Plata a tener presencia nacional con 43 franquicias —con un costo de instalación de u$s1.000 el metro cuadrado— y un local propio en Palermo.

Más notas de

Miguel Graziano

Una feliz ocurrencia para sobrevivir al aislamiento con 26 pibes

Los chicos llegaron a Las Tahonas un día antes del aislamiento preventivo, social y obligatorio

Tras su mínimo histórico, la industria del vino espera levantar cabeza este año

El consumo de vino tocó su mínimo histórico en 2018, cuando se consumieron 18,77 litros per cápita

Día de estrés para el dólar: cortó la racha y volvió a subir

Pronostican menos calma

“Incentivar la grieta no es gobernar”, aseguró Urtubey

“Incentivar la grieta no es gobernar”, aseguró Urtubey

"El Gobierno no está canalizando bien la problemática social"

"El Gobierno no está canalizando bien la problemática social"

Avanza por decreto el remate de El Dorrego para un gran negocio inmobiliario

Avanza por decreto el remate de El Dorrego para un gran negocio inmobiliario

Las cervecerías buscan diferenciarse ante el aluvión de oferta

La nueva cerveza de Antares fue presentada en el local de Palermo

Antes del G20, cumbre del progresismo

Redes, fake news y el desafío de informar sin saturar

Redes, fake news y el desafío de informar sin saturar