La producción nacional de ropa registró una caída interanual del 18,9% en abril en paralelo con una fuerte baja en la fabricación de hilados y tejidos para la industria textil.

En ese contexto, son muchas las empresas del rubro que comienzan a achicarse o que, directamente, deciden abandonar el mercado local.

Uno de los casos emblemáticos que se conoció en las últimas horas fue el de VF, la compañía que desde hace veinte años maneja las marcas Wrangler y Lee en el país. Tal como adelantó BAE Negocios, la empresa dejará de vender sus prendas a fin de mes.

Una situación similar está viviendo la española Zara.

El grupo de moda pasó de 37 proveedores en 2017 a 26 en 2018. También redujo de 36 a 30 el número de fábricas de confección asociadas a proveedores. La reconocida marca de indumentaria que opera en Argentina -entre otros 200 mercados- consideró que nuestro país es el único con "hiperinflación" en todo el mundo. La empresa tiene once locales en la Argentina con su marca Zara y emplea a unas 885 personas, cuya estabilidad laboral peligra en esta situación.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos