Los vehículos patentados en el país este año ascenderán a 900.000 unidades, equivalente a una suba interanual de 27%, y se espera llegar a las 935.000 en 2018, con un crecimiento más modesto de entre 4% a 5 por ciento.

Según las proyecciones de Luis Peláez Gamboa, titular de la Asociación de Industrias de Automotores (Adefa), este año habrá una paulatina recuperación productiva, de 2% a 3%, hasta los 480.000 autos, pick ups y camiones. El ejecutivo de Renault estimó que el próximo año serán 530.000 las unidades producidas y reconoció que, aunque la capacidad instalada de la industria automotriz es de 1,2 millón de unidades, está en marcha el Plan Un Millón para alcanzar esa cifra recién en 2023.

"En forma lineal serían unos 100.000 autos por año para las once terminales, pero se van a estar invirtiendo u$s5.000 millones en tres o cuatro años, lo que permitirá que algunas plantas, que hoy producen de 50.000 a 60.000 unidades, pasen a 110.000 o 120.000 a corto plazo", calculó.

El empresario resaltó, asimismo, la buena performance de las exportaciones, aunque admitió que, en 2018, dos de cada cinco vehículos que se patenten en el país provendrán del exterior.

"Los vehículos exportados este año serán 210.000, equivalente a una suba de 9% a 10%, después de la caída drástica del mercado brasileño y porque empezamos a vender extrazona, mientras que en 2018 llegarán a 245.000: un alza de 18% a 20%", estimó.

Peláez Gamboa destacó que los envíos al exterior de las automotrices crecieron este año 1,8% a Brasil pero al resto del mundo aumentaron más de 35 por ciento. "A pesar de que Brasil representa 64% de las exportaciones, México crece casi 8.000 unidades este año, al igual que Chile; Colombia sube más de 4.000 y estamos yendo a África del Norte con alrededor de 2.600 autos; mientras que Centroamérica ya representa más de 13.500 unidades", destacó.

El empresario mencionó que Brasil llegó a un pico de mercado de 3,6 millones de vehículos hace pocos años y luego bajó hasta 2 millones en medio de la crisis.