El gobierno nacional autorizó el ingreso de vehículos híbridos y eléctricos del exterior, algo que hasta ahora sólo estaba permitido a las empresas automotrices autorizadas a operar como terminales de la industria automotriz.

Lo hizo a través del decreto 230/2019 publicado en el Boletín Oficial, que deroga el artículo 4º del decreto 331 del 11 de mayo de 2017.

Se eliminaron aranceles para importar partes de autos eléctricos, se redujeron del 35% al 5% los valores para importar híbridos terminados y al 2% para vehículos eléctricos.