Luego de reestructurar una deuda de 2.500 millones de pesos con 22 entidades bancarias en enero, ahora Carsa -una de las dos licenciatarias de la cadena de electrónica Musimundo- también llegó a un acuerdo de pago con bonistas que reclamaban 945 millones de pesos.

En ese sentido, en las últimas horas, a través de una comunicación a la Comisión Nacional de Valores (CNV) la compañía informó que "nos dirigimos al público inversor a fin de informar que Carsa ha recibido la conformidad para reestructurar las condiciones de emisión de las obligaciones negociables Series VII y IX Clase B en circulación por parte de las sociedades gerentes de fondos comunes de inversión tenedores de tales obligaciones, que representan aproximadamente el 87% y el 79% del valor nominal de cada serie, respectivamente".

La empresa también agregó que, en breve, convocará a "sendas asambleas de obligacionistas, cumpliendo la normativa legal y reglamentaria aplicable, y publicará la propuesta de la sociedad que se dirigirá a la totalidad de los obligacionistas, a fin de llegar a un acuerdo formal que permita superar la situación de mora en que se encuentra".

La caída del consumo como consecuencia de la pandemia llevó a la empresa con sede en Resistencia (Chaco) a incumplir con los pagos de ON. El año pasado, la cadena tuvo una caída de ingresos cercana al 20 por ciento.

Con el acuerdo con los tenedores de bonos, el grupo completa su reestructuración financiera, que había comenzado con un acuerdo con proveedores y continuó con un pacto con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Salida del concurso

 

En 2018, la empresa logró salir del concurso preventivo, luego de reestructurar un pasivo de 3.000 millones pesos. Pero lo problemas no terminaron allí: en octubre de 2019, en un intento para frenar más recortes, Carsa, decidió traspasarle 37 sucursales a la otra licenciataria, Electrónica Megatone. La mayoría de esas tiendas estaban ubicadas en el Noroeste argentina, la Patagonia y la Provincia de Buenos Aires. Unos meses antes, Carsa había tenido que cerrar cincuenta locales y despedir a 300 trabajadores.

En la actualidad hay 220 locales de Musimundo en el país, de los cuales 43 están en manos de Carsa y 177 son operados por Megatone.