La compañía del comercio electrónico de Estados Unidos, Amazon, ha alcanzado la popularidad a nivel mundial, gracias a su método de adquirir producto; sin embargo, en los últimos días estuvo envuelto en la polémica, debido a que supuestamente, contrató a empleados para que defiendan la imagen de la empresa.

Según el sitio web de Business Insider, la compañía de habría pagado a algunos de sus empleados para que publiquen mensajes positivos de la empresa. Además, en las dos últimas semanas aparecieron 15 cuentas de Amazon en Twitter.

Al parecer estos usuarios eran productos de unas cuentas bots, sin embargo, la empresa de Jeff Bezos desmintió de estos supuestos cibernautas en la popular red social.

Dicho esto, la compañía se vio envuelta en las acusaciones, ya que la denuncias sobre el salario de sus empleados y las condiciones de trabajo son constantes. En abril, salió un reportaje del periodista británico James Bloodworth, y afirmaba que los trabajadores tenían que orinar en botellas debido al miedo de ser despedidos.

"Mientras la riqueza de Bezos ha incrementado u$s260 millones cada día este año, él sigue pagando a los empleados de Amazon salarios tan bajos que se ven forzados a depender de programas sociales como los cupones de alimentos, el seguro y la vivienda pública para sobrevivir", fueron algunos comentarios en Twitter.

Sin embargo, a través de Business Insider, el portavoz de Amazon, Ty Rogers, manifestó que la empresa otorgó miles de empleos a muchas personas y tiene como prioridad ofrecer una buena calidad laboral.

" Amazon está orgulloso de haber creado más de 130.000 empleos en 2017. Estos son buenos trabajos con salarios competitivos y todos los beneficios. Una de las razones por las que hemos atraído a tantas personas es por nuestro ambiente de trabajo positivo y seguro", finalizó