La empresa Transportadora Gas del Norte (TGN), operadora de la mayor red de gasoductos de país, presentó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) una propuesta de readecuación de inversiones obligatorias por un monto de $342 millones, expresados en moneda de diciembre de 2016, que actualizados rondarían los $1.300 millones.

El pedido de autorización para disminuir inversiones se relaciona con la resolución 521 de la Secretaría de Energía, de septiembre pasado, que difirió el ajuste semestral de tarifas previsto inicialmente a partir del 1° de octubre, pero que se pospuso hasta el próximo 1° de enero de 2020.

Esa resolución dispuso asimismo compensar a las licenciatarias con la revisión del Plan de Inversiones "en la exacta incidencia de la medida", precisó TGN en una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

La empresa gestiona más de 10.900 kilómetros de ductos de alta presión tras hacerse cargo de la operación del Gasoducto del Noreste (Gnea), con lo cual es la responsable del transporte del 40% del gas inyectado en gasoductos troncales argentinos (lo que representa el 20% de la matriz energética del país).

La comunicación de la compañía recordó además que la Secretaría de Energía estableció en junio último un diferimiento del pago del 22% de las facturas emitidas entre el 1° de julio y el 31 de octubre, con carácter excepcional y "en beneficio de los usuarios residenciales de gas natural y de propano indiluido por redes".

"Este diferimiento será recuperado a partir de las facturas a emitirse desde el 1° de diciembre y por cinco períodos mensuales, iguales y consecutivos", remarcó TGN, empresa en la que hasta la semana pasada tenía como socio a Nicolás Caputo, el mejor amigo del presidente Mauricio Macri.

Agregó además que "el costo financiero del diferimiento será asumido por el Estado nacional en carácter de subsidio, mediante el pago de intereses a distribuidoras, subdistribuidoras, transportistas y productores".