La cervecera Heineken registró un beneficio neto de 94 millones de euros en el primer trimestre, lo que representa una caída del 68,6% en relación con las ganancias de 299 millones del mismo periodo de 2019 como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 y del confinamiento en varios países.

El volumen de cerveza vendido por Heineken en los tres primeros meses del ejercicio actual alcanzó los 51,6 millones de hectolitros, cifra un 2,1% inferior a la del mismo periodo de 2019, indica Europa Press.