Un día después de las elecciones, Rapipago lanzará una fintech que ofrecerá al mercado una tarjeta de crédito virtual y una billetera digital para el segmento no bancarizado. Ya instaló cincuenta cajeros automáticos y a fin de año, espera tener 80 y en algunos locales hasta se puede cobrar la jubilación. En breve lanzará créditos: cada vez se perfila más como un banco.

Fundada en 1994, Rapipago forma parte del Grupo Gire, que en mayo de este año lanzó la empresa de transporte de caudales Ducit. Con una inversión de U$S10 millones, ya cuenta con 16 camiones de caudales, plantas de procesamiento y da trabajo a 200 personas.

En principio fue creada para dar servicio a los dueños de Rapipago: un 58% está en manos del banco Santander, el Citi tiene un 25% y el HSBC retiene el 17% restante. Un negocio que estaba en manos de Prosegur y Brink.

El modelo de negocio cambió y seguirá cambiando. Cuando se le pregunta a Gustavo Gómez, gerente general de Gire, que le hace falta para ser un banco, responde: "Nos falta la licencia bancaria, pero vamos a un modelo multiservicio. No podemos tomar depósitos, ni plazos fijos, ni comprar o vender dólares".

Sin embargo, sus sucursales ya comenzaron a poner cajeros automáticos. En la sucursal de Rapipago de Nonogasta, en La Rioja, los abuelos ya pueden cobrar su jubilación. Un total de 800 personas perciben planes sociales o jubilaciones en seis locales de Chaco, Formosa y La Rioja. La idea es replicarlo en todo el país.

Cuando ya este electo el nuevo presidente, Rapipago estrenará billetera y tarjeta virtual. "A través de un scoring apuntamos a gente no bancarizada, pero que paga impuestos y servicios. Ofreceremos una tarjeta prepaga y virtual de Mastercard. En enero, lanzaremos la tarjeta física, sin requisitos", explicó Gómez.

La nueva fintech lanzará una billetera virtual que permitirá tener una cuenta, ver los movimientos de saldos, hacer transferencia de pesos, pagar impuestos, pagar servicios. "Queremos llegar a 7 millones de personas y ya estamos pensando en ofrecer créditos para el 2020, para los que no pueden pagar sus facturas, que lo puedan hacer en tres cuotas. Serán microcréditos cuyas tasas serán muchísimas más baratas de lo que hoy cobra una financiera", dijo el gerente general.

Además de las clases bajas, apuntan a las comunidades de venezolanos, peruanos y bolivianos, en las cuales muchos trabajan de forma informal.

Rapipago lidera el ránking de las franquicias otorgadas en Argentina. Tiene 5.000 sucursales, atiende a 7 millones de clientes y recauda $40.000 millones mensuales. Da trabajo a 1.050 personas y ya consiguió que el 20% de las operaciones sean con tarjeta de crédito.

Más notas de

Graciela Moreno

Alternativa Teatral se reinventa, apuesta a la música y a experiencias

Alternativa Teatral se reinventa

La punta del iceberg

La punta del iceberg

José Martinazzo, una gloria del hockey, cerró su cadena de deportes y avisó por Whatsapp

José Martinazzo despidió por Whatsapp y puso candado a sus locales deportivos

Pastalinda es furor en la cuarentena, se agotó y pagan cuatro veces más su precio

La hija del fundador y su marido, con 95 y 87 años, son directores de Pastalinda

Persicco da franquicias para delivery, sin fee de ingreso ni regalías en la cuarentena

Persicco ofrece franquicias para la crisis con baja inversión

Coronavirus: reabrió la planta de alfajores Fantoche que tuvo 71 casos positivos

El 30% del personal de Fantoche tuvo coronavirus, la planta cerró 15 días

El dueño de la disco La City: "Si caes en el tercer round, es porque ya venías mal"

La City una disco porteña con 40 años de historia

Plan B: un catálogo de pymes creadas por trabajadores afectados por la pandemia

Plan B: catálogo solidario de negocios de gente sin trabajo de la industria audiovisual

Cerró el restaurante Dragón Porteño del Barrio Chino y su dueño será delivery de app

Dragón Porteño, fundado hace 20 años, fue uno de los primeros en hacer delivery en el Barrio Chino

Cerró el histórico restaurante Todos Contentos del Barrio Chino

Todos Contentos, el restaurante más querible del Barrio Chino