Funcionarios de la Argentina y Estados Unidos, se reunieron ayer en Washington con el objetivo de destrabar la aplicación de aranceles por subsidios y dumping al biodiésel local, sin embargo no hubo cambios el respecto y se espera para hoy seguir con las negociaciones.

Tantos fuentes de la Cancillería como del sector privado coincidieron en que ven un panorama “difícil” y por ahora no hay nada que indique la vuelva al mercado estadounidense.

“No hubo avances, con lo cual todo sigue como al principio”, relataron los consultados por BAE Negocios, quienes agregaron que “habrá otras reuniones para seguir trabajando, pero la posición norteamericana es muy dura”.

Las fuentes resaltaron que se llego a esta instancia de diálogo gracias a que se les envío una propuesta ofreciendo cupos y un precio determinado.

Pero la dureza de la Junta Nacional de Biodiésel de los EE.UU. (NBB, por sus siglas en inglés), parte demandante, es lo que por el momento impide no sólo que se elimine los aranceles que en conjunto superan el 120%, sino que sostiene que su aplicación responde a la defensa de su mercado interno.

El presidente de la NBB, Donnell Rehagen informó a través de un comunicado que la industria norteamericana “ha expresado su voluntad de resolver las diferencias con la Argentina, pero la distorsión del mercado debe terminar”, es por eso que mañana (por hoy) “tiene la oportunidad de mostrar un progreso real para poner fin a estos peligrosos DET (subsidios) y eliminar el dumping. En ausencia de eso, no hay nada que podamos ver o negociar”.

Queda claro con dichas declaraciones que el mercado de los EE.UU. permanecerá cerrado y la Argentina irá por el largo camino de la OMC, a donde ya ganó otras instancias.

En la misiva la NBB explicó sus motivos por el cual le pidió al Departamento de Comercio de los Estados Unidos (ITC, por sus siglas en inglés), la aplicación de aranceles “provisorios” por dumping el cual rondará entre el 54,3% y el 70 por ciento. Y también el impuesto ya vigente por la investigación de subsidios que va del 50,29% a un 64,17 por ciento.

Por si fuera poco, el Ministerio de Energía publicó ayer en el Boletín Oficial cambios en la fórmula del precio del bioetanol. En esa línea decidió rebajar en un 29% el valor, una medida que se efectivizará en dos tramos para finalizar en febrero con un precio de $11,90 el litro. La medida favorece a las petroleras que pagaran poco por el producto a base de azúcar o maíz.