Moderna, empresa pionera en la creación de la vacuna contra el coronavirus, anunció que no aplicará sus patentes relacionadas con las vacunas contra el SARS-CoV-2 mientras dure la pandemia. 

Patentes de las vacunas contra el coronavirus 

La empresa señaló que se trata de un esfuerzo para no disuadir a otras compañías e investigaciones que están en camino de elaborar vacunas similares. 

En un comunicado oficial, Moderna mencionó que "mientras la pandemia continúe, en Moderna no aplicaremos nuestras patentes relacionadas con el COVID-19 contra aquellos que fabriquen vacunas destinadas a combatir la pandemia". 

La biotecnológica estadounidense, es una de las pioneras en el desarrollo de las tantas vacunas que existen contra el coronavirus. En los últimos días realizó declaraciones sobre las patentes, porque los inversionistas comenzaron a notar que la compañía tiene patentes que podrían aplicarse a otras vacunas contra el coronavirus, dijo en una entrevista Stephen Hoge, presidente de Moderna.

Es cierto que la medida sale de lo común en una industria que es conocida por proteger la propiedad intelectual. 

Vacuna Covid-19: ¿Qué son las patentes? 

Tener las patentes de un medicamento generalmente es una forma de seguro para la empresa sobre el periódo de exclusividad y los beneficios que conlleva tener un mercado propio sin competidor directo. 

Frente al contexto mundial que se atraviesa por el nuevo coronavirus, expertos en políticas de salud expresaron su preocupación ante la limitación que puede significar las patentes a la hora del desarrollo de vacunas para combatir la pandemia. 

Varias son las empresas e investigadores , como es el caso de Pfizer, que se encuentran desarrollando vacunas basadas en ARN mensajero, tecnología por la que se hizo conocida Moderna. Hasta el momento, la empresa que no era conocida antes del Covid-19 será la única que habilite la licencia de su patente para quienes decidas fabricar vacunas contra el SARS-CoV-2.

En el caso que el Gobierno tenga derechos de propiedad sobre algunas de las patentes de Moderna, podría otorgar licencias de ellas a otras empresas sin la aprobación de Moderna, aunque el Gobierno de EEUU nunca antes ha tomado esa medida.

Compañía Moderna 

La compañía está liderada por Stéphane Bancel, su consejero delegado desde julio de 2011. El ejecutivo cuenta con un máster en Ingeniería por Ecole Centrale Paris y tiene un MBA por Harvard Business School. De su trayectoria profesional destaca que fue country manager en Eli Lilly en Bélgica y consejero delegado de BioMerieux, compañía especializada en el diagnóstico in vitro.

Además de pertenecer a Moderna, Bancel forma parte de la junta directiva de Qiagen, proveedor de tecnologías de muestra y ensayo para diagnóstico molecular, pruebas aplicadas, investigación académica y farmacéutica, así como de Syros Pharmaceuticals.