La inflación recorta las posibilidades de los argentinos de acceder a más productos cuando van al supermercado. Por ese motivo, hacen malabares para estirar su presupuesto y, en ese búsqueda, buscan alternativas en segundas y terceras marcas de origen nacional.

En ese contexto, es lógico que las etiquetas locales tengan un mayor crecimiento de ventas que las globales. Ese panorama no sólo se da en Argentina: también se replica en varios países de América latina.

"El año pasado las marcas locales crecieron 3,4% en ventas reteniendo el 53% del mercado de consumo masivo mientras que las marcas globales crecieron un 1,1%. Así, las marcas locales ganaron terreno en el gasto de los hogares y en países como Argentina, Chile o Brasil, su presencia se incrementó en los últimos tres años principalmente en las canastas de bebidas y alimentos", indica un informe de la consultora Kantar.

El reporte también muestra que las marcas locales ganan terreno en el resto mundo, ya que son elegidas por el 64,8% de los consumidores mientras que las etiquetas globales retienen el 32,2 por ciento. El mayor éxito para las marcas locales es en la categoría de cuidado personal.

A pesar de que el share de las marcas locales sigue creciendo, las grandes empresas aumentaron también el número de veces que son compradas por los consumidores adaptando sus productos a las necesidades de los mercados locales.

Josep Montserrat, CEO Worldpanel División, Kantar, explicó que "las marcas de consumo masivo globales tienen muy buenas oportunidades para crecer tomando en cuenta las particularidades de los mercados locales y adaptando su oferta a las elecciones, preferencias y comportamiento de compra de los consumidores. Aquellas marcas que respondan con agilidad a los desafíos seguirán obteniendo crecimiento".

Las preferidas

Según el reporte Brand Footprint, hay 17 marcas de gran consumo que son elegidas por el público más de 1.000 millones de veces al año y, catorce etiquetas locales forman parte del "club mil millones".

A nivel global, Coca-Cola es la marca más elegida, comprada 5.900 millones de veces en un año. Colgate y Maggi conservan sus posiciones en el podio, al ser también las marcas de cuidado personal y alimentos más escogidas a nivel mundial. Colgate es la única marca presente en más de la mitad de la población mundial, al ser comprada por seis de cada diez hogares (60,5%) globalmente, mientras que Maggi continúa con una fuerte performance creciendo un 7% en las elecciones de los consumidores y consolidando su puesto como la tercera marca más elegida en el mundo.

Nestlé es el fabricante que más compradores ganó con tres marcas en el Top ten: la marca de leche infantil Nido (Ninho en Brasil) fue la que más hogares consiguió atraer en Latinoamérica (2,2 millones) junto a Nestlé (2,1 millones) y Nescafé (408.000). También se destacan Nivea y Dove, que consiguieron sumar 1,2 millón y 1 M de nuevos shoppers respectivamente.