Un hombre entrado en años llega a su casa y es bienvenido por su perro, un pastor alemán. Deja su maletín, se quita el saco y va hacia su alacena, de donde saca un whisky y lo sirve en un vaso de vidrio. Luego, se sienta en un sillón de cuero, prende un habano y descansa. Mientras acaricia a su perro, toma de a sorbos y mastica su whisky. 

Este es el estereotipo más repetido a lo largo de la historia sobre los consumidores de whisky. Sin embargo, nada podría estar más alejado de la realidad. Es que en el mundo de esta noble bebida hay consumidores de todos los géneros y edades, y muchos de ellos son el claro ejemplo de que el whisky tiene lugar para todo el mundo. De cara al Día del Whisky, así lo reflejaron a BAE Negocios referentes y productores argentinos, que se alejaron del estereotipo e insistieron en que el público siempre fue, y hoy es todavía más, heterogéneo. 

“El estereotipo sigue estando, pero cada vez menos gente le da importancia. Pensar en eso es demasiado obsoleto”, expresó Natalia Grego, periodista y embajadora del Museo del Whisky. Sin embargo, todavía se ven algunos “dinosaurios”: “A veces hay una cosa como de correrte, muchos varones te ven como competencia”, contó Eugenia Harttig, creadora del espacio “Minas Whisky” y referente de la bebida. 

En este sentido, Harttig dijo a este medio que creó el espacio porque cuando comenzó su incursión en el whisky había “un entorno muy masculinizado”. “En los grupos había mujeres, pero siempre acompañadas de varones: no había una invitación directa”, contó. Además, “escénicamente todo era muy dirigido a lo masculino, desde lo publicitario y desde las invitaciones a nivel hosting”.

Eugenia Harttig creó "Minas Whisky", un espacio para integrar a las mujeres en el mundo del whisky

¿Por qué pasaba esto? Miguel Ángel Reigosa, fundador del Museo del Whisky, explicó que “a la whiskería antes se la asociaba a la trata de personas, porque se interpretaba a la whiskería como un burdel. Entonces el hombre no quería que su mujer tomara whisky, porque lo perjudicaba, algo que era un error terrible y no era justo”. Así, se fue creando el estereotipo: el whisky era una bebida para hombres grandes que sabían del tema. Nada más alejado de la realidad

Las mujeres están en el whisky hace más de 300 años. Había destilerías dirigidas por mujeres, comerciantes mujeres… Hoy en día hay muchas referentes que lograron tantas cosas como los hombres: Emma Walker es master blender de Johnnie Walker, Margie Samuels es co creadora y fue responsable de la imagen de MakersMark, la destilería Penderyn está dirigida por tres mujeres master distillers. Estamos en el mismo lugar que los hombres”, subrayó Natalia Grego. 

Por otra parte, la edad fue otro limitante en el pasado: “un joven no sabe de whisky” era el preconcepto. Sin embargo, eso también cambió.  “El viejo whiskero te dice ‘whiskies eran los de antes’, pero en realidad hay etapas. A un chico que empieza en otra era, entiende al whisky de otra manera, y eso hay que respetarlo. Ahora hay otras modas de finish y las barricas no son las mismas de antes. Es como comparar a Maradona con Messi, no se puede”, explicó Reigosa.

El whisky no discrimina

Desde el lado de los productores tampoco hay un consumidor marcado. Santiago Mignone, de la destilería EM&C, dijo que “hay de todo público”. “Yo tengo a mis hijos, mis sobrinos, los amigos de mis hijos… De hecho, cuando vemos los seguidores en Instagram, hay muchos chicos jóvenes. Yo no creo en ese concepto súper elitista donde tenés un viejo de mi edad o más fumando un habano. Está bien, es el estereotipo y ojalá hubiese muchos de ellos y me compren, pero el público es mucho más democrático, incluso no hay diferencias entre el masculino y el femenino”, agregó.

En esta línea también se expresó Néstor Serenelli, de La Alazana: “Hoy el sector que más consume nuestro whisky es entre 25 y 38 años, donde tenemos muchas mujeres consumidoras. Ese segmento ya tiene un paladar más sofisticado, se preparan y se interesan por consumir cosas mejores”. 

Lila Tognetti, con una maestría en destilación en Escocia, y Néstor Serenelli crearon juntos La Alazana, el whisky pionero argentino

Afuera, para la mujer tomar whisky es una cosa súper normal, y por eso también hay tantas blenders y master distillers que son mujeres, porque realmente tienen un desarrollo de los sentidos olfativos y gustativos que va muchas veces son mejores que los nuestros”, detalló Cristian Williams, del proyecto The Williams Casanegra.

Con la posibilidad de ver los dos mundos, muchos se propusieron combatir esta idea. Además de los proyectos como “Minas Whisky”, están Ezequiel Domínguez y Niovi Angelidi, de La Orden del Libertador (LODL): “La idea de todas y todos en el mundo del whisky es deshacerse de ese estereotipo que es dañino para el sector, porque te limita el público y también limita a la gente que quizás lo podría disfrutar”, expresaron, al tiempo que destacaron que dos de las personas más importantes que los motivaron a llevar adelante su proyecto fueron mujeres. 

A esto se suma también Julián Díaz, dueño de 878 Bar y productor del whisky Barricada en colaboración con LODL: “Hay un mundo de simbologías que está muy atrasado: desde que el whisky no es para mujeres, que el whisky es para hombres de traje o que hay que saber mucho. Siempre desde el bar combatimos eso porque nada tiene que ver con el producto en sí, quién lo va a disfrutar o cómo lo va a disfrutar”.

Por eso, desde su bar “siempre tuvieron una idea de trabajar sobre el whisky desde la divulgación y la diversidad”: “Hay otro público que se acerca con otra mirada: gente más joven, grupos más heterogéneos… No hay una cosa de género marcada. El consumo es cada vez más abierto y es más interesante. Hay mucha gente que se incorpora desde la coctelería o desde las mezclas y no desde el turismo”, reconoció.

Desafíos pendientes de cara al Día Mundial del Whisky

¿Se pudo avanzar en la eliminación del estereotipo? Sí, y mucho. “Logré que mucha gente escuche y que se empiecen a cuestionar.  También mucho reconocimiento a la comunidad, y que la gente se sienta como parte de un club”, destacó Harttig. “También logré que un rol femenino obtenga espacios, y ese un logro más allá de mí o cualquier mujer: que una mina sea jurado de la semifinal del World Class cuando hay una abundancia de varones es muy importante, desde lo personal y desde lo profesional. Que en una sociedad mundialmente machista te respeten tanto y que se sienten a escucharte cuando mucha gente trata de aplastar la voz femenina está bárbaro”, celebró.

Y así lo sintió Natalia Grego: “No viví nunca discriminación ni comentarios despectivos. El whisky estaba más inclusivo desde el momento en que yo llegué”. Por eso, consideró que “es momento de dejar de decir que se lograron cosas, sino naturalizar que las mujeres siempre estuvieron en este mundo”.

Pese a que se logró mucho, todavía hay desafíos pendientes

Sin embargo, la referente de “Minas Whisky” todavía ve algunos desafíos pendientes. “Hay muchos spots publicitarios que tienen muchos varones, hay muchas comunicaciones dirigidas a varones... Muchas veces se cuestiona el fumar o beber como algo muy masculino. Creo que es un poco generacional también, y el inconsciente colectivo necesita ir aflojando”, opinó Harttig. 

En Argentina, “se entiende mucho y se ejecuta poco”, pero se evitan hipocresías como suceden en otros lugares del mundo, donde “ponen dos chicas como embajadoras, y después sus prácticas sociales o sus comunicaciones a nivel empresa/destilería están totalmente corridas de una perspectiva de género”. “Acá trabajamos más despacito, pero con un entendimiento cultural mejor. Recibo mucho odio en redes sociales, pero dentro de la industria recibo mucho respeto. Vamos despacio, pero no estamos más atrás que otros y eso está bueno”, celebró Harttig.

Crece el consumo y la diversidad

Que cada vez más gente consume whisky es un hecho, y eso se debe a la eliminación de los estereotipos y, también, al recambio generacional, que demuestra un mayor interés por conocer y aprender de la bebida. “La gente joven viaja, lee, ve los medios. Conoce mucho y sabe distinguir, hablan con mucho criterio. El paladar del consumidor en Argentina se sofisticó muchísimo”, explicó Serenelli, de La Alazana.  “Creo que se están sumando nuevos consumidores al whisky, que eso es buenísimo. Es gente joven, que está empezando. Son grupos de whisky, se juntan entre amigos. Hay una transferencia de conocimiento: todo el mundo trata de aportar en esas reuniones, traer nuevos whiskies y compartir entre grupos”, agregó Cristian Williams. 

Por otra parte, la apertura generó también más interés. Harttig destacó que mucha gente logró a través de su espacio “sentirse bienvenida, y mismo desde la perspectiva del aprendizaje, no solo el consumo”. Además, celebró que también hay “una movida de conciencia también: conectamos mujeres entre sí”, contó.  

Sin embargo, el whisky no es de mujeres o de hombres, sino de todos por igual. Esto mismo sucede en “Minas Whisky”: “La comunidad masculina es enorme. De hecho, hay catas en las que hay una mina sola y son todos varones. Si es un grupo mixto y no hay equilibrio en número, pero estamos todos de igual a igual y disfrutamos todos de igual a igual, entonces ganamos”, concluyó Harttig.

Más notas de

Santiago Basso

Procrear: los arquitectos que ayudan con los proyectos para la casa propia en YouTube

Los arquitectos que ayudan con los proyectos Procrear en YouTube

Dexter inauguró su nuevo local con una apuesta al "retail unificado"

Dexter inauguró su nuevo local con una apuesta al "retail unificado"

Siete marcas argentinas para celebrar el Día del Mundial Whisky

Siete marcas argentinas para celebrar el Día del Whisky

Los cinco lugares para festejar el Día Mundial del Whisky en Argentina

Los cinco lugares para festejar el Día Mundial del Whisky en Argentina

Día Mundial del Whisky: los emprendimientos que forjaron el whisky argentino

Día Mundial del Whisky: los emprendimientos que forjaron el whisky argentino

Vivir por y para el whisky: vida y obra del argentino con un museo récord que busca que la bebida llegue a todos

La historia del argentino récord que busca llevar el whisky a todos

Día Mundial del Whisky: cómo la bebida se alejó del estereotipo y es sinónimo de inclusión

Cómo el whisky se alejó del estereotipo y es sinónimo de inclusión

Por qué creció el consumo del whisky en Argentina

Por qué creció el consumo del whisky en Argentina

Argentina tendrá el primer whisky "100% andino" del mundo, de calidad premium y destino de exportación

Argentina tendrá el primer whisky "100% andino" del mundo

Globant apuesta a los datos y la inteligencia artificial para transformar a los bancos

Datos e inteligencia artificial para transformar a los bancos