Los ministros de Salud, Ginés González García; de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, expondrán este lunes 14 de diciembre sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) ante un plenario de comisiones del Senado, que dará inicio así a la discusión de la iniciativa que ya recibió media sanción de la Cámara de Diputados.

González García, Gómez Alcorta e Ibarra expondrán desde las 14 ante las comisiones Banca de la Mujer; Justicia y Asuntos Penales y Salud, que conducen los oficialistas Norma Durango, Oscar Parrilli y el radical Mario Fiad.

El proyecto fue girado al Senado el viernes por la mañana, pocas horas después de haber sido aprobado en Diputados por 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones: un margen más amplio que el que obtuvo con la media sanción del 2018.

Aquella vez, el expediente chocó con la negativa del Senado, que lo rechazó por 38 a 31, con dos abstenciones y una ausente. El proyecto que analizará el Senado regula el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto, con el objetivo de cumplir los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de salud pública y derechos humanos

En ese sentido fija

  • que las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tendrán derecho a acceder a un aborto legal hasta la semana 14 de gestación.
  • También dispone que el plazo de la semana 14 no se aplicará cuando el embarazo fuera producto de una violación, en los casos de menores de 13 años o si estuviera en riesgo la vida.
  • Además permite la objeción de conciencia del profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción del embarazo.
  • En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo deberá disponer la derivación a otra institución.


En cuanto a las adolescentes, menores de 16 años, que decidan abortar será requerido su consentimiento y que concurra acompañada por un familiar o un referente afectivo.