El presidente Alberto Fernández aseguró que "lo que el macrismo hizo en la Argentina es un daño inconmensurable", con relación a la situación económica actual, ya que el Gobierno anterior "ha dejado el peor escenario económico que podríamos tener". 

"Todos los líderes del mundo, que se dan cuenta del daño" que la administración de Mauricio Macri "le hizo al país", señaló Fernández, quien recientemente volvió al país luego de participar en una agenda internacional que incluyó la reunión cumbre del G7 en Alemania.

En ese sentido, admitió que "estamos en una situación difícil, pero porque el mundo está complicado", en referencia a la guerra en Ucrania y a la pandemia. "Todos tenemos que hacer un aporte", planteó en una entrevista con C5N. 

Martín Guzmán y la situación económica

El mandatario desligó de la responsabilidad del ministro de Economía Martín Guzmán ante la suba de precios: "Echarle la culpa por la inflación es casi una crueldad, porque el problema lleva más de 15 años". Por eso, destacó que el titular de la cartera "resolvió el problema con los acreedores privados, logró un acuerdo con el FMI que no significó condicionamientos y pasamos el primer trimestre cumpliendo las metas".

"El trabajo que tenemos que hacer desde el Estado para ayudar a domar la inflación pasa por dos grandes temas: contener el déficit fiscal y llevarlo hacia la baja, porque el déficit es malo, no es algo de derecha e izquierda, y acumular reservas", consideró Alberto. 

Con respecto a eso, confirmó que buscan reservas porque "hay una demanda de dólares muy grandes porque la economía no para de crecer". Pero adelantó que el país no va a buscar dólares "para resolver problemas que tenemos que resolver con pesos" porque "eso ya lo hicieron y así estamos".

A su vez, hizo hincapié en los indicadores del primer trimestre: "la pobreza se ha reducido, el desempleo está por debajo del 7%", indicó. 

Organizaciones sociales

Entre otras cosas, el jefe de Estado señaló en la noche del miércoles la necesidad de "darle reglamentación" a las organizaciones sociales en el país, porque la economía popular "ha llegado para quedarse". Agradeció que hayan "contenido una Argentina desbordada" en el contexto de crisis económica. 

"Creo que las organizaciones sociales hacen un trabajo muy importante, y algunas no. Como pasa en todos lados. Hay organizaciones muy honestas que en la pandemia nos ayudaron muchísimo. El problema no son las organizaciones sociales, es la economía. Tengo una deuda de gratitud con las organizaciones sociales, han contenido una Argentina desbordada por la pobreza, las carencias, la falta de salud. Echarles la culpa me parece algo que no comparto", advirtió Fernández.