El presidente Alberto Fernández afirmó este miércoles que su gobierno no dejará "caer empresas y a argentinos sin trabajo", en el marco de la pandemia por el coronavirus, ratificó que el país está transitando el "camino correcto, pero falta mucho por hacer" y agradeció la tarea de las fuerzas de seguridad "por salir a la calle y arriesgarse al contagio para preservar a los argentinos".

Así lo afirmó este mediodía al encabezar un acto en la Escuela Nacional de Gendarmería, ubicada en Ciudad Evita, en el partido bonaerense de La Matanza, donde presentó un nuevo contingente de esa fuerza que realizará tareas de control para garantizar el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio en ese distrito del conurbano.

A partir de los próximos días, entrará en funciones una dotación de 250 gendarmes y 15 vehículos para reforzar las tareas de seguridad en el municipio, informaron fuentes oficiales.

En otro tramo del discurso, en una crítica a la gestión anterior, Fernández sostuvo: “Nos han llenado de palabras y nos dejaron en la miseria” y agregó: "Que nadie piense que por cuidar la salud de los argentinos estamos descuidando su futuro".

"Vamos avanzando paso a paso, lo hacemos con firmeza y hasta acá el resultado nos da tranquilidad, pero estamos muy lejos de haber ganado la batalla. La economía pasó muchos malos momentos y nos recuperamos, pero no vamos a recuperar la dignidad si dejamos caer en la enfermedad y la muerte a nuestros compatriotas", dijo el Presidente en el acto.

Lo acompañaban el gobernador de Buenos Aires Axel Kicillof; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y el intendente local, Fernando Espinoza.

En el marco del acto, el mandatario anunció: "Hemos logrado triplicar el número de gendarmes en el distrito más populoso de la provincia de Buenos Aires".

"Quiero darle las gracias a todos los gendarmes y al hacerlo, les doy las gracias a todos los miembros de las fuerzas de seguridad que todos los días salen a la calle y se arriesgan al contagio", porque "están trabajando para preservar a los argentinos de este hecho maldito que es el coronavirus", remarcó el jefe de Estado en su intervención.

Asimismo, le agradeció a "cada hombre y mujer de la salud que trabaja tratando de socorrer a quienes lo necesitan" y a quienes "están en merenderos para brindar su solidaridad".

"La Argentina toda está en deuda con ustedes y yo que soy el Presidente quiero darles las gracias por el esfuerzo, la templanza y el compromiso que han mostrado siempre y muestran una vez más", agregó.

"Nosotros mostramos lo mejor que tenemos como pueblo: el honor, el compromiso y la solidaridad; nunca lo perdamos de vista. Estamos en el camino correcto pero es mucho lo que hay por hacer: por eso les doy las gracias y los animo a que no bajen los brazos, que sean firmes, que se preserven y dejen trabajar a quienes tienen que hacerlo para que otros puedan quedarse en su casa", les dijo a los gendarmes.

El Presidente también sostuvo que "son momentos difíciles, pero cuando nos atrapa la amargura, el cansancio y la desazón, no bajen los brazos porque estamos haciendo lo que corresponde que hagamos".

"Y no teman porque cuando piensan que se están quedando solos sepan que el Estado Nacional, el provincial y el municipal van a estar al lado suyo, porque no estamos aquí para dejar caer empresas ni dejar a argentinos sin trabajo", aseveró.

"A los más débiles y marginados les dedicaremos la mayor atención", indicó Fernández y sostuvo que "proteger a los adultos mayores es un imperativo ético, porque son ellos los que más sufren y son a ellos a quienes más debemos cuidar".

Tranquilidad y certezas

Previamente, habló el gobernador Kiciloff, quien consideró que “hoy lo único que puede dar tranquilidad, certezas dentro de tanta incertidumbre, es el papel del Estado, un Estado presente que cuide y proteja”.

Esta enfermedad no hace diferencia de clase, de bandera política ni de fronteras. Pero a veces los encuentra a algunos mejores y a otros peor. Y por eso el Estado debe cumplir el rol de igualar además de cuidar”, agregó.

Sobre el nuevo contingente de gendarmes, Kicillof concluyó: “Estamos dando en La Matanza más seguridad a los que más lo necesitan”.

A su turno, Espinoza señaló que “el nuevo contingente de efectivos que recibimos hoy es para reforzar y continuar con los operativos de seguridad que ya viene haciendo Gendarmería, en este contexto de la pandemia del coronavirus, que es la crisis más importante que tiene la humanidad después de la Segunda Guerra Mundial”.