A pesar del entusiasmo que generó el viernes pasado en los sectores del trabajo la posibilidad de comenzar a levantar el aislamiento social, preventivo y obligatorio y la promesa del Gobierno de avanzar con una apertura moderada de la industria y el comercio para retomar la actividad económica en medio de una crisis sin precedentes, el presidente Alberto Fernández avanzó este jueves junto a sus ministros en el análisis de la profundidad que tendrá la cuarentena derivada de la pandemia de coronavirus, en la antesala del anuncio oficial que se haría en los próximos días, después de un nuevo intercambio de ideas y opiniones con gobernadores y sanitaristas.

Las cosas parecen más complicadas y el Presidente tiene previsto llevar a cabo este viernes un nuevo intercambio con gobernadores y consultar a sanitaristas, antes de concretar el anuncio formal sobre la extensión, que está previsto para el sábado, según apuntaron a la agencia Télam fuentes oficiales.

De todas maneras, se supo que el jefe Gabinete Santiago Cafiero concurrió a Olivos con las definiciones del reciente encuentro con la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara de Comercio (CAC) y la Confederación General del Trabajo (CGT), que llevaron distintas propuestas de reactivación de la actividad económica.

Todo indica que comienza a definirse una extensión de la emergencia sanitaria. Aunque ya aclaró que la situación se analiza día a día, Alberto Fernández adelantó en varias entrevistas la continuidad de la cuarentena y advirtió que habrá controles más estrictos en los grandes centros urbanos.

"En la Capital y Gran Buenos Aires hay que prepararse para seguir. Estamos muy lejos de la meta", dijo el mandatario.

Tal como informó BAE Negocios, los industriales habrían pedido que se autoricen algunas actividades como las de las industrias metalúrgicas y del plástico, y además los comerciantes quieren una apertura paulatina de algunos negocios. También los gremios ven con preocupación la continuidad del aislamiento.

Para analizar estos temas y la muy posible continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio, Fernández se reunió en la Residencia de Olivos con los ministros de Salud, Ginés González García; de Producción, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán, y del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, además de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Durante la reunión, se analizaron informes técnicos del Ministerio de Salud y otras carteras sobre los resultados de la medida dispuesta el 20 de marzo y prorrogada luego hasta el domingo 12 de abril.

El Presidente mantuvo en las últimas horas teleconferencias con gobernadores y se reunió el miércoes con intendentes en la Residencia de Olivos, donde recibió varias propuestas para encarar el próximo tramo del aislamiento social.

En tanto, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, indicó que se mantendrá "la rigidez y la inflexibilidad de los controles" que realizan las fuerzas de seguridad federales en el inicio de Semana Santa, y remarcó que los resultados del acatamiento a la cuarentena "son muy alentadores" porque descendió en un 95% la circulación de vehículos respecto al año pasado.

Por su parte, el canciller Felipe Solá aseguró en la Cámara de Diputados que en las últimas tres semanas se logró el regreso a la Argentina de entre "60 y 70 mil ciudadanos en los llamados vuelos humanitarios", ya que se habían cancelado sus pasajes por la pandemia de coronavirus.

Solá señaló además que, ante la emergencia, el Gobierno "tomó medidas importantes, que puede revisarlas y modificarlas" según la necesidad frente al objetivo de mitigar la propagación del coronavirus en Argentina, "tal como ocurrió en muchos lugares del mundo".