El presidente Alberto Fernández criticó este martes el fallo de la Corte Suprema, que le dio la razón a la Ciudad de Buenos Aires por las presencialidad escolar, al sostener que seguirá "cuidando de la salud de los argentinos y argentinas por más que se escriban muchas hojas en sentencias" y asoció la sentencia del máximo tribunal a "la decrepitud del Derecho".

Al encabezar el acto de presentación del Plan Juana Manso que buscará dotar de conectividad a miles de estudiantes de todo el país, el Jefe de Estado aludió al fallo de la Corte en favor del reclamo de inconstitucionalidad planteado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contra el DNU que suspendía las clases presenciales por la delicada situación sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus.

Fernández dijo ser una persona que reivindica el "Estado de Derecho" y las "sentencias" pero, al mismo tiempo, subrayó su voluntad de "seguir cuidando la salud de los argentinos" más allá de los fallos judiciales.

"Lo que hacemos, lo hacemos para preservar la vida y la salud de la gente. Contra eso dicten las sentencias que quieran, vamos a hacer lo que debemos", agregó el jefe de Estado en su crítica a la actuación de la Corte Suprema.

"No saben lo que me apena ver la decrepitud del derecho convertido en sentencias. Es el tiempo que me ha tocado, también deberemos luchar contra eso. Lo que tenemos que hacer es estar más unidos que nunca", dijo casi sobre el final de su discurso.

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, volvió a reivindicar la suspensión de la presencialidad en el actual marco sanitario tras el fallo de la Corte. "La respuesta de todos los países, empezando por los más avanzados, fue que cuando subían (los casos) a partir de determinado nivel, por cosotoso y doloroso que fuera, había que interrumpir las actividades que uno hacía habitualmente para pasar a otra forma de hacerlas. "No es un invento argentino el tema de suspender la presencialidad. También se dio en Alemania, Francia, Uruguay, Chile".

"Lo raro es que los que se rijan por lo que digan los jueces en materia educativa, nuestra oposición hoy, que dicen 'es muy importante la educación', deberían empezar por explicar por qué dejaron de darle computadoras a nuestros chicos y chicas", agregó Kicillof a modo de crítica contra Juntos por el Cambio.

El nuevo plan de conectividad

Previamente, había destacado la importancia del nuevo plan de conectividad educativa en término términos de "criterios de igualdad".

“Hoy continuamos aquello que empezó Cristina y que yo tengo la obligación moral de volver a iniciar porque nosotros pensamos en el bienestar de nuestra gente mientras que otros, que piensan en sus negocios, creyeron que era interesante importar computadoras y celulares”, señaló el mandatario.

"El mérito existe, pero para que valga, exige que todos partan del mismo punto de partida", expresó. 

En tanto, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, resaltó que este plan representa una “herramienta para enfrentar la profunda desigualdad en la conectividad que hay en la Argentina” y que “va de la mano de asumir el compromiso de priorizar la agenda educativa, como viene haciendo el Gobierno desde el primer día”. En cambio, no hizo declaraciones acerca del fallo de la Corte Suprema.

Cómo es el Plan Federal Juana Manso de entrega de netbooks

Con una inversión estimada de 20.000 millones de pesos, el Plan Federal Juana Manso entregará 633.000 netbooks a estudiantes de escuelas secundarias de todo el país para darles acceso a la conectividad.

Según se informó oficialmente, la primera entrega de 80.000 equipos se realizará en julio próximo y continuará con distribuciones cada 30 días.

La prioridad la tendrán los establecimientos con alumnos que han tenido baja o nula continuidad pedagógica en 2020, y la distribución comenzará en aquellas provincias de menor nivel socioeconómico, y con mayor porcentaje de estudiantes desvinculados.

La fabricación de las netbooks generará 2.000 puestos de trabajo y se llevará a cabo en plantas ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rosario y las provincias de Tierra del Fuego y de Buenos Aires.