El presidente electo, Alberto Fernández, confirmó hoy a Felipe Solá como su próximo canciller de su gabiente y a Daniel Scioli como embajador en Brasil, a una delegación de legisladores de ese país encabezada por el presidente de la Cámara de Diputados brasileño, Rodrigo Maia. Además, realizó un guiño al presidente de ese país, Jair Bolsonaro.

De este modo, Solá se convirtió en el cuarto ministro oficialmente confirmado por el presidente electo, tras la ratificación de que Ginés González García estará al frente de Salud, Agustín Rossi de Defensa y Daniel Arroyo de Desarrollo Social. El gabinete completo será anunciado el viernes a las 18.

Acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, Fernández presentó  con sus futuros cargos a Solá y Scioli el jueves por la tarde ante la delegación brasileña.

En ese contexto, realizó un nuevo gesto de acercamiento con Bolsonaro, con quien mantuvo una tensa relación desde que era candidato del Frente de Todos. "Si nos respetamos, convivir es más fácil. Transmitan al presidente Jair Bolsonaro mi respeto y valoración para trabajar juntos", afirmó el mandatario electo. "Mi primer gesto con Brasil es enviar como embajador a alguien muy valorado por mí", agregó en referencia a Scioli.

En el mismo sentido, Fernández, agregó que "tenemos un destino en común, tenemos que cuidar que ninguna coyuntura altere nuestra relación: Brasil es un hermano con otro idioma".

Asimismo, destacó que "estén aquí los representantes del pueblo de Brasil, porque la integración regional es la mejor herramienta para enfrentar la globalización, como en el reciente tema de los aranceles al acero".

Por su parte, Maia devolvió el gesto al remarcar que Bolsonaro estaba informado de la visita de la delegación de diputados a Fernández y que transmitió que espera tener una "buena relación" entre ambos gobiernos.

"Estamos felices de trabajar con Argentina y de acercar a los gobiernos para tener más fuerza al enfrentar los desafíos de la economía mundial", indicó el legislador brasileño.

La comitiva brasileña estuvo integrada por Aguinaldo Ribeiro (PP-PB), líder de la mayoría; Paulo Pimienta (PT-RS), líder del PT; Baleia Rossi (MDB-SP), líder del MDB; Elmar Nascimento (DEM-BA), líder de los Demócratas; y Orlando Silva (PCdoB-SP).