El presidente Alberto Fernández convocó hoy, mediante una carta, a todos los gobernadores del país a trabajar mancomunadamente y a poner todos los esfuerzos “para llevar adelante las medidas y las transformaciones que son necesarias y a construir así, una Argentina unida contra las violencias de género”.

El jefe de Estado difundió el mensaje federal minutos antes de recibir en la Casa Rosada a  a la mamá de Ursula Bahillo, la joven de 18 años asesinada por su exnovio, el policía Matías Martínez, en la ciudad bonaerense de Rojas.

Fernández recibió en su despacho de la Casa Rosada a Patricia Nasutti, mamá de la joven que fue hallada el lunes 8 de febrero cerca de las 20.30 asesinada a puñaladas entre unos pastizales en un campo ubicado a la altura del paraje Guido Spano, a unos 13 kilómetros de Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, y en ese mismo lugar la policía apresó a Martínez herido.

Úrsula había denunciado en varias oportunidades a su exnovio por amenazas y violencia de género e incluso el policía tenía una medida de restricción perimetral que había violado dos días antes del crimen.

Alberto recibió en la Rosada a la mamá de Ursula Bahillo

Seamos protagonistas de los cambios que hacen falta para transformar esta sociedad machista en una sociedad libre de violencias por motivos de género”, sostiene en la misiva el Jefe de Estado en la que subraya que desde el Estado nacional “proponemos la creación del Consejo Federal para la Prevención y Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios".

Añade que el Estado “es responsable de garantizar la prevención, la asistencia, sanción y reparación de las violencias de género, pero a la vez necesitamos de todos y todos los/as argentinos/as para llevar adelante el cambio cultural que erradique las violencias machistas en cada uno de los ámbitos de nuestras vidas”.  

En ese contexto, Fernández sostiene que en estos días se viven, una vez más, momentos de dolor por ese nuevo femicidio “que se suma a los cientos que año tras año tienen como víctimas a las mujeres y travestis de nuestro país”. 

Agrega que “si bien en estos últimos años se ha avanzado notablemente en hacer visible y desnaturalizar esas violencias, sabemos que lo hecho hasta aquí no alcanza para asegurar una vida libre de violencias a las mujeres y LGBTQ. Tampoco existen soluciones mágicas mi fórmulas inmediatas”.

En su carta, el mandatario afirma que “para iniciar un verdadero camino de transformación se requiere la voluntad política firme y contundente por parte de quienes gobernamos este país, sin distinción de banderías políticas, ni del territorio en el que nos encontremos”.

A continuación, considera que por las características que asume el fenómeno de femicidios y travesticidios y los motivos que los contextualizan “trabajar en el abordaje de estos hechos requiere, sin lugar a dudas, de un gran acuerdo federal que nos comprometa a todos y todas para implementar políticas para su prevencióin y erradicación”.