El dirigente camionero Pablo Moyano, al igual que lo hiciera su padre semanas atrás, convocó a la unidad amplia del peronismo, sin dejar de advertir que el límite es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, al cual de esa manera le terminó cerrando las puertas.

"Se está haciendo un esfuerzo importante" de diálogo "con todos los sectores del peronismo" dijo Moyano hijo, aunque advirtió que "el único límite" es el gobernador de Salta, Juan Manuel "Urtubey, que es la continuidad de este gobierno".

El dirigente gremial reconoció que mantuvieron conversaciones "con la misma compañera Cristina, con el compañero Massa, con el compañero Solá" y consideró "que más allá de las diferencias que hayan existido hoy la necesidad es unir al peronismo para derrotar a este modelo económico que esta haciendo desastres en los sectores más humildes, los trabajadores y los jubilados".

Dispuesto a ahondar en las posibles alianzas, volvió a subrayar "que Urtubey es el limite" porque viene "de la burguesía salteña" y agregó que "un dirigente supuestamente que se dice peronista" aparece "criticando el paro legitimo de los trabajadores como fue el del 25 de septiembre, ahí da muestras de que quiere quedar bien con sus patrones que son el Fondo Monetario Internacional, la embajada de Estados Unidos y los empresarios".

Moyano no fue el único dirigente del peronismo que en las últimas horas se refirió a la unidad partidaria de cara a 2019; también hizo alusión al tema la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, quien pese a reconocer su cercanía con el sector del peronismo "dialoguista" que integran el senador Miguel Ángel Pichetto, el mandatario cordobés Juan Schiaretti, el tigrense Massa y el propio Urtubey, marcó diferencias con ellos al afirmar que con las elecciones presidenciales en el horizonte, se debe trabajar en la conformación de "un gran frente opositor" a la alianza gobernante de Cambiemos que incluya a Cristina Kirchner.

"Creo que el peronismo tiene que recuperar su vocación de poder", dijo la fueguina, y señaló que "quizás todos tengamos que dejar de lado algunas cuestiones personales para estar juntos y ser una verdadera alternativa".

Bertone sostuvo que "está en nuestra inteligencia construir una alternativa que sea superadora a Macri y dejar los egos de lado", reconoció que no habla con la ex presidenta desde 2015 y consideró que "está en ella si quiere atender o no" y llamó a superar las diferencias para salir "urgente de la grieta".

Quienes también se comprometieron a trabajar por la unidad fueron los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), quienes compartieron un acto y una cena con el presidente del PJ nacional, José Luis Gioja.

"Celebramos el 123° aniversario del natalicio del General Perón en Almirante Brown junto al intendente Cascallares y muchos dirigentes que saben que el camino es la unidad", dijo tras el encuentro Gioja, uno de los principales impulsores de un Frente Patriótico.

Un hecho novedoso lo marcó el encuentro que mantuvieran el lunes los dirigente Claudio Lozano y Víctor de Genaro de Unidad Popular con el kirchnerista Jorge Taiana, tras el cual y pese a no realizar anuncios,se comprometieron a "armar un frente con vocación de gobierno" aunque en este caso, también pusieron el límite en el peronismo "dialoguista".