Recién llegados al búnker del Frente de Todos a la espera de los primeros resultados oficiales, muchos funcionarios oficialistas prefirieron no dar declaraciones a la prensa. En cambio, se mostraron esperanzados en mejorar la performance de las PASO y agradecieron la alta convocatoria en los comicios. Es que, en general, hubo perfil bajo en el Frente de Todos, a tal punto que la mayoría de los funcionarios no quisieron hablar cuando llegaron a Chacarita.

Uno de los que sí se animó a enfrentar los micrófonos fue el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández. Pidió, primero, que lo dejaran llegar para hablar con sus compañeros, pero pronto sorprendió con una respuesta a un periodista que le preguntó sobre una declaración de Macri, quien había dicho que se venía una etapa de transición política. "A Macri no lo escucho nunca", dijo. Y agregó: "Me tiene sin cuidado lo que pueda decir ese señor".

Además, antes de entrar, se refirió a la ausencia de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el búnker: “Está convaleciente de una operación. Estuvo en Merlo, sí, pero... nadie es de hierro. (La pregunta) es una cosa que no tiene ningún sentido”, se quejó.

Esta mañana, después de votar en Lomas de Zamora, el funcionario declaró que las elecciones generales legislativas de este domingo representan “la gran decisión de todos los argentinos” para “elegir sobre las cosas importantes que nos va a pasar”. 

Además, al igual que esta tarde, cargó contra la oposición, a la cual acusó de buscar el “beneficio para ellos, sus amigos y sus familias” durante los cuatro años en los que fueron gobierno. A los argentinos “los interpretan como si fueran un número, como un ejercicio de un parcial, no termina siendo la realidad de hombres y mujeres, con hijos, padres, familias que atender”, afirmó.

“En esta elección hay una competencia real y la gente sabe que su voto vale y lo representa”, continuó. ”En esta elección hay una gran decisión de todos los argentinos para elegir sobre las cosas importantes que nos va a pasar”, agregó el ministro en declaraciones a C5N.

”La primaria para nosotros, para nuestra lista, no tenía mucho sentido, era sosa, era insípida porque no tenía competencia, pero ahora sí hay competencia con las otras listas”, concluyó.