Mauricio Macri llegó a votar en una escuela de Palermo con dos bolsas de facturas y tardó no más de cinco minutos en sufragar. Luego de emitir su voto y entre un tumulto de gente, el ex presidente afirmó: "Es un lindo día para ir a votar y espero que todos los argentinos vayan a votar y sean protagonistas de un cambio de era en la Argentina". 

"Está entrando una nueva era que va a ser guiada por la verdad y la sensatez y lo va a llevar a que cada argentino tenga trabajo", remarcó Macri entre los gritos de las personas que lo llamaban para sacarse una foto. 

Frente a la imposibilidad de escuchar las preguntas de los periodistas por los gritos de la gente, el ex presidente se limitó a expresar: "Todos tranquilos a votar y mantengamos la calma". Además, señaló que asistirá al búnker de Juntos por el Cambio a última hora. 

En referencia a los próximo dos años, Macri indicó que serán "difíciles" pero que Juntos por el Cambio "va a actuar con mucha responsabilidad ayudando que la transición sea lo más ordenada posible rumbo a que se vuelva a poner al país en el camino correcto".