El ex ministro de Energía Juan José Aranguren negó hoy ante la Justicia haber beneficiado a la filial argentina de Shell, de la cual fue presidente, al disponer un aumento de tarifas cuento era funcionario del gobierno de Mauricio Macri.

El ex funcionario declaró durante dos horas ante el juez federal Luis Rodríguez, quien lo investiga por negociaciones incompatibles con la función pública.

Concretamente, se lo acusa de haber dispuesto el aumento de tarifas de gas y la importación de Chile, supuestamente por un precio mayor al que se venía pagando.

Tras la indagatoria, Aranguren aseguró en declaraciones a NA que "el incremento en el precio del gas no le llega a las compañías petroleras porque el precio que reciben por el gas durante el período 2016-2017, que es el imputado, es el mismo que provenía de un plan gas diseñado por la anterior administración". 

"El incremento del precio que sufrieron los usuarios residenciales lo que logró fue reducir el subsidio por parte del Estado. Las empresas petroleras no se vieron beneficiados por el precio del gas que pagaron los usuarios en sus casas", ratificó el ex funcionario.

Ahora, el juez Rodríguez cuenta con diez días para definir si lo procesa o no.

Sobre el supuesto beneficio a Shell, Aranguren aseguró que "en ningún momento" tuvo interés particularmente por algún proveedor: "Tomé decisiones de carácter general y siempre en beneficio del interés público", agregó.

En cuanto a la importación de gas de Chile explicó que Bolivia, el país proveedor durante el kirchnerismo, no tenía disponible este recurso natural.

"Así lo declararon en el expediente el ministro de Energía de Bolivia y gerente de YPF. No había mayor capacidad de las plantas de regasificación. Era siempre más conveniente importar gas previamiente regasificado en Chile que consumir gasoil y eso le significó al Estado Nacional un ahorro de 54 millones de dólares", expresó.

"Estoy muy tranquilo y conforme con la oportunidad que me dio para responder sus dudas. Sé que lo que hecho fue conforme a lo que la ley me obliga y será el juez el que tome la decisión", dijo el ex ministro.

En la causa también fue llamada a indagatoria la actual titular de la Oficina Anticorrupción (OA) Laura Alonso, por no haber impulsado una investigación en virtud de su cargo.

Aranguren fue presidente de la filial local de Shell entre 2003 y junio de 2015. En diciembre de ese año, asumió el cargo de ministro de Energía de Macri, del cual fue desplazado, de manera tensa, en junio de 2018, desgastado por la aplicación de los tarifazos. Se retiró desde ese momento a la actividad privada, para formar su propia consultora de energía