El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que desde el inicio de esta semana la entrega de alimentos por parte del Estado en los barrios más vulnerables "está normalizada" y destacó que "la asistencia se está reforzando constantemente", aunque admitió que "es evidente que la pobreza aumentó" por el impacto de la pandemia de coronavirus.

"Desde esta semana, la entrega de alimentos ya está regularizada, se normalizó y se está reforzando la asistencia constantemente", aseveró el ministro en declaraciones realizadas esta semana a la radio online Futurock.

En este marco, subrayó que "se continúa con el giro de fondos para las provincias" con el objetivo de que los distritos "compren alimentos y productos de higiene" para los barrios más vulnerables.

Con respecto a los índices que muestran la situación social y económica actual teniendo en cuenta el impacto de la emergencia sanitaria por el Covid-19, el titular de la cartera de Desarrollo Social sostuvo que "todavía es imposible hablar de índices", pero "es evidente que la pobreza aumentó por el costo de los alimentos y la baja de ingresos".

Sobre la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio y teniendo en cuenta las medidas de prevención sanitarias, Arroyo señaló que el tejido productivo "se reconstruye de abajo hacia arriba" e indicó que, por eso, se está trabajando "con cada municipio para generar un esquema de movimiento de la economía local".

El ministro concluyó que la reactivación económica en los sectores vulnerables, que fueron uno de los más perjudicados en este contexto, será "con una mano de obra intensiva en los sectores productivos en los propios barrios" para los que el Gobierno "ya está analizando microcréditos para la compra de herramientas y materiales por fuera del sistema bancario".