El Gobierno buscará en las próximas horas contener a las provincias que reclaman por la eliminación del Fondo Federal Solidario, conocido como fondo sojero, con el que ahorrará 8.700 millones de pesos en 2018.

La Casa Rosada está pendiente de los pasos de algunos distritos que quieren acudir a la Corte Suprema para pedir la suspensión del DNU presidencial, como los casos de Santa Fe y Santa Cruz. Sin embargo en Balcarce 50 no pierden las esperanzas de escuchar nuevas propuestas esta semana cuando los secretarios de Interior y Hacienda se reúnan con los ministros provinciales. "Habrá que buscar un mecanismo para compensar a los municipios", analizan por estas horas en Balcarce 50.

Si hay algo que no está previsto es dar marcha atrás con la eliminación del Fofeso, como sucedió con las asignaciones familiares tras las quejas de las provincias afectadas. "Estamos trabajando con algunos gobernadores. También para ver la posibilidad de generar algún mecanismo, sobre todo para los intendentes para que no se paren las obras a nivel municipal", expresó ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, desde Misiones donde viajó a inaugurar obras junto al gobernador Hugo Passalacqua.

El FOFESO era un fondo que transfería a las provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. Había sido creado por el DNU 206 en 2009 con el objetivo de financiar obras en las provincias y los municipios para mejorar infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial, con la prohibición de utilizar esas sumas para el financiamiento de gastos corrientes.

El ministerio del Interior negocia con todos los distritos y tiene los números listos para mostrarle a los funcionarios provinciales el próximo jueves cuando se reúnan en la Casa de Gobierno. En ese encuentro estarán el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y los secretarios de Interior, Paulino Caballero, y Alejandro Caldarelli.

La Rosada argumenta que las provincias no se verán tan afectadas por los reintegros de exportación y piensan en compensar a los más perjudicadas. "No parece tanto lo que van a perder, sobre todo lo que recibirán el año que viene también por coparticipación", analizaron. Según el Ejecutivo, la eliminación del Fofeso representan 26.500 millones de pesos de enero a diciembre de 2019, pero con los reintegros las provincias recuperan 14.500 millones de pesos, por lo que el impacto final es de 11.000 millones de pesos. En cuanto a 2018, el Fofeso será de 8.700 millones de pesos, y con los reintegros de 2.600 millones quedará un neto de 5.000 millones de pesos.

En los últimos 15 días, Frigerio se reunió con casi todos los gobernadores del país. En la última semana tuvo "mano a mano" con Domingo Peppo de Corrientes; Omar Gutiérrez de Neuquén; Gustavo Bordet de Entre Ríos; y Alfredo Cornejo de Mendoza. "El diálogo es con todos. Nadie está excluido", garantizan en la Rosada, incluso con los gobernadores más díscolos. Alicia Kirchner de Santa Cruz estuvo hace 20 días con Frigerio, al igual que Alberto Rodríguez Saá (San Luis) hace un mes. Con el único gobernador que no hubo cara a cara fue con Carlos Verna, uno de los detractores más fuertes de la Casa Rosada, sin embargo el ministro de Hacienda y Finanzas pampeano, Ernesto Franco, participó de una reunión con Frigerio y Caldarelli en Balcarce 50.