La tensión del conflicto entre los sindicatos de pilotos como en otras organizaciones del SAU (Sindicatos Aeronáuticos Unidos) se mantiene en paralelo a la proximidad del fin de semana largo y la posibilidad que ya anticiparon APLA y UALA, que tutelan a los pilotos, para reactivar la medida de fuerza por 48 horas que postergaron para desarrollar conversaciones con Aerolíneas y Austral.

Ni siquiera la intervención en el mismo del candidato del Frente de Todos Alberto Fernández encausó la pulseada, más allá del diálogo que Pablo Biró titular de APLA tuvo con el presidenciable. Va de suyo que la ratificación de Fernández respecto a Aerolíneas "como uno de los ejes de gestión" trajo grados de esperanza a los pilotos. Directivos de Aerolíneas Argentinas, como anticipó BAE Negocios, continuaron en la víspera desarrollando "charlas informales" con los pilotos para intentar "acercar posiciones" y destrabar el conflicto salarial, "aunque aún no fue formalizada una oferta concreta", reconoció la compañía ante la consulta de la Agencia NA.

Los cálculos sobre cuántos pasajeros podrían verse afectados en el fin de semana largo gravitan

Al mismo tiempo desde los sindicatos dejaron trascender la posibilidad de una reunión con representantes de la empresa para analizar una propuesta de aumento salarial, pero la empresa negó tal alternativa. "No hay ninguna reunión convocada para estas horas sigue habiendo charlas informales, gremio por gremio, buscando acercar posiciones, pero sin oferta concreta por el momento", aclararon voceros de la compañía de bandera a NA.

El tiempo preelectoral también juega su influencia directa o indirecta en las deliberaciones, ninguna novedad para las partes ya que la puja por la política aerocomercial de Cambiemos y su pretendida "revolución de los aviones" comenzó en la campaña previa al balotaje que consagró a Mauricio Macri como presidente de la Nación.

Fuentes del Ministerio de Producción y Trabajo aclararon que los encuentros y negociaciones que se realizan "por fuera de la órbita de la secretaría de Trabajo son privadas y que no participan funcionarios de esa cartera". Una vez más corresponde detallar que tal circunstancia no implica que el Gobierno esté fuera de las deliberaciones, ya que va de suyo que Aerolíneas y Austral conforman un bloque de directivos con raíces firmes en el Ejecutivo Nacional, como se encargaron de realzar figuras como el ministro de Transporte Guillermo Dietrich al disparar sus declaraciones, en modo preferencial a Biró, APLA y UALA en ese orden de ofensiva crítica. El titular de Aerolíneas incluso se encargó de remarcar que a su consideración tanto las asambleas de pilotos que votaron por la huelga para el pasado fin de semana como el comando de la acción sindical tienen un fuerte cariz kirchenerista, en el cual apuntaron sin dudas al titular de APLA.

También corresponde recordar que pese al intento del Gobierno para aplicar la conciliación obligatoria por 15 días, esa instancia fue denostada por los sindicatos, al recordar que la tregua legal ya había sido aplicada en el marco de otra etapa del conflicto por los salarios que lleva 11 meses como recordaron los gremios.

Ya con la semana en desarrollo, los cálculos sobre cuántos pasajeros de Aerolíneas y Austral podrían verse afectados si se reactiva la medida de fuerza agrega un ingrediente clave para que las partes, en plena puja, evalúen de qué modo puedan arribar a un acuerdo, sobre el trazo grueso de "vencedores vencidos" o la firma de un convenio salarial que satisfaga a los trabajadores.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos