En el marco de la caravana electoral, por primera vez, el presidente Mauricio Macri llevó la marcha del "Sí, se puede" a una provincia muy adversa para la alianza Juntos para el Cambio en términos electorales, como lo es Tucumán. El mandatario prometió que si es reelecto comenzará "una etapa" en la que va "a poner foco en el alivio" económico y convocó a los tucumanos a dar vuelta los resultados de la última elección, aún cuando en las PASO en ese distrito perdió por una diferencia de 35 puntos.

Desde la Plaza Independencia y frente a una multitud que flameaba banderitas argentinas, el jefe de Estado sostuvo que "hay otros problemas por resolver y son importantes" y que "para eso tenemos que darnos tiempo". "Lo mismo que en Boca y en la Ciudad de Buenos Aires vamos a hacer en la Argentina", apuntó Macri. Y agregó: "Ahora empieza el crecimiento y la mejora del trabajo. Tenemos que seguir siendo parte de la solución".

El Presidente visitó una provincia en la que quedó más de 30 puntos abajo en las PASO

"Los problemas que tenemos no se arreglan trayendo los problemas del pasado, sino que tenemos que ir hacia el futuro", subrayó el presidente. También aprovechó para meterse en la campaña de la provincia de Buenos Aires. Aunque no lo mencionó directamente, hizo alusión al candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof, quien contó que un cura le dijo que "hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo". "Digan los disparates que digan, vamos a seguir batallando contra el narcotráfico. Sé que Dios nos ilumina en esa batalla", remarcó Macri ante sus seguidores.

Entre cánticos y acompañado por el candidato a diputado nacional Domingo Amaya y la senadora Silvia Elías Pérez, a metros de la Catedral, el mandatario apeló una vez más a la táctica que diseñaron en la sede partidaria de Balcarce al 400 referida a "los valores", con el objetivo de afianzar el voto duro del oficialismo. "Nos une querer cuidar la democracia, nos une querer vivir en paz, nos une la honestidad, nos une amar y querer vivir en libertad, nos une unir y no destruir, nos une dejarle un país mejor a nuestros hijos, nos une nunca bajar los brazo y nos une el no a la impunidad", afirmó Macri, levantando la ovación de la militancia macrista.

"Para dar vuelta estas elecciones tenemos que transmitir este fuego que tenemos en el corazón, que estamos muy cerca de la Argentina que soñamos. Hay que transmitírselo a sus amigos, familiares y compañeros de trabajo. Ha sido un año muy duro para ustedes, la clase media, pero ahora viene el crecimiento y el alivio", destacó el presidente. Y, como lo hizo en todas las localidades a las que fue hasta el momento, pidió que "todos vayan a votar" y "fiscalizar".

Su promesa/propuesta del día fue un incentivo para contratar a jóvenes desempleados

También, al igual que antes de cada marcha, Macri anunció a través de las redes sociales una nueva promesa de campaña. Esta vez, aseguró que en su eventual segundo mandato habrá "menos impuestos para que los jóvenes tengan su primer trabajo". "La propuesta es bonificar al 100% las contribuciones patronales durante el primer año a quienes contraten jóvenes de 17 a 24 años con menos de 12 meses de experiencia formal. En el segundo año, bonificaremos el 75%".

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos