La Cámara Federal porteña ratificó el procesamiento de la ex Procuradora del Tesoro Angelina Abbona por presuntas irregularidades en la administración de Aerolíneas Argentinas cuando estaba en manos del grupo español Marsans.

Fuentes judiciales informaron que la Sala Dos del tribunal confirmó el fallo que en primera instancia había dictado, en septiembre de 2016, el juez federal Luis Rodríguez, y avaló también el embargo por un millón de pesos a la ex funcionaria kirchnerista.

Abbona está procesada por “incumplimiento de los deberes de funcionario” y “encubrimiento” porque supuestamente no habría denunciado “la perpetración de un delito” presuntamente cometido por Marsans en la administración de la aerolínea, a la que llevó al borde de la quiebra.

En esa causa también está imputado el ex titular de la compañía Mariano Recalde por “no presentar a la Inspección General de Justicia los estados contables y la posible comisión del delito de administración fraudulenta en perjuicio del Estado Nacional y/o desvío de fondos, desde el año 2009”.

Abbona fue procesada porque “poseyendo bajo su poder informes confeccionados por distintos especialistas en la materia y cuyo fin era la determinación cualitativa y cuantitativa de los pasivos generados durante la cuestionada gestión de Aerolíneas Argentinas, no promovió la persecución de las múltiples conductas delictivas que de ellos se desprendían”.

El juez Rodríguez sostuvo que Abbona “en forma abusiva omitió denunciar ante la justicia penal los informes sindicados, cuestión por la cual estuviera compelida” por su condición de jefa de los abogados del Estado.

“Pese a la obligación que pesaba por su calidad de Procuradora del Tesoro de la Nación, la imputada omitió denunciar ante la justicia la información que fuera puesta en su conocimiento mediante los informes desarrollados por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, la firma KPMG y Oliver Wyman, sino hasta que transcurrió una considerable cantidad de tiempo desde la confección de aquellas”, insistió el juez.