El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, dijo este jueves que la suba en el número de fallecidos por coronavirus notificada en los últimos días se debe a la demora en la carga de datos del sector privado, que hasta antes de la pandemia "prácticamente no estaba ni registrado" en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA).

Gollan sostuvo que "hace un mes" desde la cartera están intimando al sector privado de salud "a que cargue los datos para que no se vaya produciendo un desfasaje" en la información que se divulga a diario sobre contagios y muertes por Covid-19.

"Hasta antes de la pandemia el sector privado prácticamente no estaba registrado en el SISA como es la obligación", dijo el Ministro en diálogo con Radio Metro.

Mientras que hasta la semana pasada las muertes por coronavirus informadas de manera diaria por el Ministerio de Salud de la Nación rondaban entre algo menos de 200 y poco más de 300, desde el último lunes se produjo un salto en los números.

Ese día, los fallecimientos informados por el parte oficial ascendieron a 429, el martes marcaron un récord de 470, el miércoles llegaron a 424 y este jueves sumaron 391.

Sin embargo, el desagregado estadístico hecho por el  politólogo y analista de datos Federico Tiberti mostró que de las 429 muertes del lunes, 201 se produjeron más de un mes antes (algunas incluso a fines de junio). El martes, eso sucedió con 208 de las 470 muertes, el miércoles con 171 de las 424 y el jueves con 80 de las 390.

La gran mayoría de todas estas muertes "antiguas" se produjeron en la provincia de Buenos Aires.

Al respecto, Gollan precisó que "siempre los sanitaritas y epidemiólogos nos hemos quejado de que en la Argentina el sector privado no ha dado a conocer sus datos", por lo que "los estudios epidemiólogicos estaban basados básicamente sobre lo que sucede en los hospitales públicos". "Hoy eso se ha empezado a corregir", enfatizó.

En ese sentido, el ministro de Salud provincial indicó que "todos los sectores privados se tuvieron que registrar", pero reconoció que "hay un atraso porque tuvieron que poner a administrativos que hoy con la pandemia están abocados a otras tareas, o no se quiere poner mucho personal junto".

Gollan subrayó que la demora en la carga de datos también ocurrió "en España y en muchos países europeos" porque "hay una tendencia a no cargar rápidamente este tipo de certificado de defunción".

"Estamos intimando muy fuertemente a los directores de los hospitales nuestros, tienen orden de cargar inmediatamente, pero tenemos muchos hospitales municipales y muchos sectores privados a los que que estamos intimando para que lo hagan, y a que apresuren la carga para que no se retrase tanto la información", completó.

"Nosotros estamos ya hace un mes intimando fuertemente al sector privado a que cargue los datos para que no se vaya produciendo un desfasaje", insistió.

El funcionario bonaerense indicó que "no se va a perder la información", pero explicó que cuando concluya la pandemia "vamos a seguir tres o cuatro meses cargando los datos que no se cargaron en su momento".