La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, Cristina Fernández, viajó ayer a Cuba para visitar a su hija Florencia, que se encuentra realizando un tratamiento médico en el país caribeño. La senadora permanecerá en La Habana por al menos 10 días, según trascendió.

Por esta razón, la ex jefa de Estado suspendió las actividades de campaña que venía realizando de cara a las próximas elecciones nacionales.

El Tribunal Oral Federal 2, que la investiga por presunto fraude en la obra pública, le permitió ausentarse esos días de la Argentina, pese al rechazo por parte de la Fiscalía. En el marco de esa causa, Cristina está siendo juzgada por licitaciones que se le dieron al empresario Lázaro Báez durante su gestión.

La senadora viajó con autorización del tribunal oral que la juzga por la causa vialidad

El fiscal de juicio, Diego Luciani, se había opuesto al viaje, por señalar que el mismo podía coincidir con alguna de las audiencias de debate en esos días, pero el tribunal decidió dar la autorización.Al solicitar el permiso para salir del país, la ex presidenta le entregó al Tribunal fotocopias del ticket de viaje y comprobantes del lugar donde se va a hospedar durante esos días.

Florencia Kirchner está en Cuba desde hace varias semanas, encarando un tratamiento médico por varios problemas de salud, aunque el tema se maneja con mucho hermetismo en el entorno familiar. La hija de la senadora también está procesada y camino a juicio oral y público en las causas "Hotesur" y "Los Sauces", por presunto lavado de dinero y ambas ahora en manos del Tribunal Oral Federal 5.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos