La Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) ratificó que los trabajadores y trabajadoras que padecen o padezcan Covid tienen cobertura según el régimen para cada actividad y que si bien continúan los contagios "no es posible afirmar sobre base científica y razonable que los mismos se producen en los ámbitos laborales".

Dicha postura colisiona en parte con reclamos que los gremios realizaron esta semana en medio de la tercera ola de la Pandemia, como publicó BAE Negocios, los sindicatos industriales por un lado y los del Transporte por su parte hicieron público sus objeciones respecto a normativa y sobre todo al rol de las ART en medio la sucesión en incremento de los contagios.

Sin embargo se considera que durante el aislamiento obligatorio una de las únicas formas de contagio que podían apreciarse se situaban en los lugares de trabajo, cuestión que hoy -pruebas a la vista- y sin restricciones de circulación, se extiende a cualquier contacto de una persona en el ámbito que fuere con alguien que tenga el virus.

En efecto, la SRT indicó que en un contexto de aislamiento social era razonable considerar a la enfermedad de forma presunta de carácter profesional, pero al eliminarse las restricciones de circulación y permitirse las actividades sociales (propicias a la propagación del virus) "la afirmación de que la presunción de contagio se produce en cualquier ámbito laboral carece de justificación científica y razonable".

Aseveró también que en su momento el Gobierno amplió la emergencia pública sanitaria por Ley 27.541 y el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) hasta el 31 de enero de 2021.

No te va a gustar

El Poder Ejecutivo consideró a la Covid-19 como "enfermedad profesional no listada respecto de los trabajadores dependientes excluidos -mediante dispensa legal y para realizar actividades esenciales- del cumplimiento del ASPO vigente, lo que hizo presumir con elevado acierto que los contagios se debían a la necesidad de salir a cumplir con las obligaciones laborales, por lo que la enfermedad obligó a Riesgos del Trabajo a ofrecer cobertura a los afectados", indicó la SRT.

"Aunque hoy se verifica que continúan los contagios, es posible afirmar que es reducida la posibilidad de justificar que ellos se producen en el ámbito laboral. En el nuevo escenario, la cobertura a los trabajadores de la enfermedad profesional no listada continúa a cargo de Riesgos del Trabajo para el personal de la salud y fuerzas de seguridad federales y provinciales hasta 60 días corridos después de finalizada la emergencia sanitaria, prevista para el 31 de diciembre de 2022”.

Respecto del resto de trabajadores incluidos en el ámbito de aplicación de la Ley de Riesgos del Trabajo 24.557, ante "el cambio de la coyuntura sanitaria por el programa exitoso de vacunas, cada empleado que acredite la relación causal directa e inmediata de la patología con su actividad laboral obtendrá cobertura de las ART".

El Comité Consultivo Permanente que integran empresarios, Gobierno y sindicatos determinó el 14 de diciembre pasado de forma unánime la inclusión de la Covid-19 en el listado de enfermedades profesionales para el personal de la salud en contacto con pacientes que padezcan la enfermedad y, en breve, el cuerpo se reunirá otra vez para definir "criterios rectores, uniformes y claros para facilitar y agilizar el estudio y consideración del contagio en el ámbito laboral para cada caso".

"La implementación exitosa de protocolos de cuidado en el lugar de trabajo, de común acuerdo entre Gobiernos, sindicatos y empresas, permitió tener lugares de empleo con reducida incidencia de contagios", evaluó como expresión pública en su postura la SRT.