La Cámara Federal porteña revocó hoy el procesamiento del dueño de la firma Techint, Paolo Rocca, quien era investigado en la causa de los cuadernos por el pago de sobornos a funcionarios durante el kirchnerismo. Los jueces revocaron la medida de primera instancia dictada por el juez federal Claudio Bonadio, quien lo había acusado por asociación ilícita y cohecho, sumado a que le había impuesto un embargo por 4 mil millones de pesos.

Incluso, la Cámara tenía un pedido de prisión preventiva para el empresario de los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rivolo.

"La responsabilidad de Rocca cimentada fundamentalmente en su posicionamiento jerárquico dentro del holding carece de sustento necesario y suficiente para vincularlo a este proceso", sostuvo la resolución los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.

Rocca fue procesado luego de la acusación que pesó sobre Héctor Zabaleta y Luis Betnaza, ambos de la firma Techint, quienes sí reconocieron el pago de sobornos a funcionarios argentinos para que intercedieran ante el gobierno venezolano y así agilizar el pago de la indemnización a la empresa Sidor por la estatización de la misma.