El Gobierno oficializó la designación de la periodista y ex diputada Gabriela Cerruti como portavoz de la Presidencia, un nuevo cargo en el Gabinete bajo el nombre oficial de Unidad de Gestión Presidencial. En el decreto que formaliza la decisión se detalla cuáles serán sus funciones.

La nueva Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial, es un cargo con rango de ministro o ministra en el Poder Ejecutivo nacional. De esta forma, en el decreto 710, publicado hoy en el Boletín Oficial, se crea el nuevo cargo y se designa a Cerruti como titular.

Sin embargo, la Unidad de Comunicación Presidencial no reemplazará a la Secretaría de Comunicación y Prensa, a cargo de Juan José Ross -luego de la renuncia de Juan Pablo Biondi-. En cambio, se modificaron algunas de las tareas del secretario de prensa para trasladarlas al cargo de portavoz.

"Créase, con dependencia directa de la Presidencia de la Nación, la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial como cargo extraescalafonario con rango y jerarquía de Ministro o Ministra", precisa el decreto.

La decisión fue adoptada por el presidente Alberto Fernández, quien ya había adelantado la designación anoche a través de su cuenta en Twitter. "Hoy designé a @gabicerru a cargo de la Unidad de Comunicación de Gestión Presidencial. A partir de hoy, será ella la Portavoz de la Presidencia. Una nueva figura que he tomado de algunas democracias europeas", informó anoche Fernández.

Las nuevas funciones de la portavoz presidencial

Las funciones de la Unidad de Gestión Presidencial serán las de "actuar en calidad de portavoz de la Presidencia de la Nación, comunicando las medidas de gobierno", indica el decreto publicado hoy.

La norma indica que Cerruti entenderá en el "diseño y la articulación de la estrategia de comunicación presidencial y en la difusión de los objetivos de gestión del Poder Ejecutivo Nacional".

También deberá "asistir a la Presidencia de la Nación en la tarea de brindar la información pertinente referida a las diversas actividades desarrolladas en la gestión de Gobierno" y "articular con la Secretaría de Comunicación y Prensa la planificación, ejecución y supervisión de la política de prensa y comunicación presidencial".

Asimismo, otra misión será la de "articular con la Secretaría de Comunicación y Prensa la información que se brinda sobre la gestión de gobierno a los medios de comunicación, nacionales, provinciales, locales e internacionales".

En los considerando de la norma, se indica que "por razones de optimización de la gestión de gobierno resulta necesario modificar los objetivos de la Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación y de la Subsecretaría de Comunicación y Prensa que le depende".

La comunicación en la gestión de Alberto Fernández

El Presidente destacó que el hecho de que la función de portavoz "sea ejercida por una mujer resalta dos cuestiones fundamentales" de su Gobierno: "Queremos una comunicación clara, precisa y transparente y sostenemos la vocación de avanzar en la igualdad de género y de oportunidades", afirmó desde su cuenta de Twitter.

"La Portavoz va a comunicar información, datos, anuncios, pero también las ideas y el rumbo del Gobierno en su conjunto. Estará disponible para chequear toda la información que necesiten para juntos combatir los rumores y las noticias falsas que tanto daño hacen a una comunicación democrática", describió Fernández.

En este sentido, resaltó que "el tiempo que nace después de la pandemia obliga" al Gobierno "a redefinir la agenda de la comunicación diaria, fundamental para traer certidumbre en una época de cambios y desafíos.

"Esperamos sea una herramienta que se construya y se consolide más allá de esta gestión para aportar una comunicación pública democrática y una conversación global acorde a los nuevos tiempos", subrayó.