El Observatorio Argentinos por la Educación (OAE) presentó un informe sobre conflictos del sector docente. Allí dedujeron un promedio anual de 12 días de paro y señalaron que 2019 fue uno de los períodos con menor incidencia de huelgas. El OAE reportó que el año pasado hubo 9 huelgas "con situaciones más críticas en Chubut y Salta". Acotaron también que en Neuquén y Río Negro "más de la mitad de las camadas nacidas entre 1977 y 2008 acumularon durante toda su trayectoria escolar más de medio año de paros".

Creado en 2018 en la premisa de realzar el rol vital de la educación en el país, el OAE refrendó también que entre 1983-2019 la provincia con promedio de paros más elevado fue Chubut (17 días); seguida de Santa Cruz y Neuquén (16); Tucumán, Río Negro y Jujuy (15) mientras que Chaco y Entre Ríos ofrecieron un promedio de 14 jornadas.

El informe del observatorio tiene la autoría de David Jaume, economista e investigador del Banco de México. "Tras la vuelta de la democracia, el sistema educativo argentino se caracterizó por su elevado nivel de conflicto, con más de 3.000 paros nacionales y provinciales. Aunque ninguna provincia está exenta, los paros no afectan a todas por igual. En 2019, que fue de relativa baja conflictividad, Chubut perdió prácticamente la mitad del año escolar, mientras que la mayoría de las provincias tuvo alrededor de cinco días de paro", señaló Jaume.

Entre otros indicadores, el OAE analizó la cantidad de tiempo que cada camada de estudiantes de nivel primario estuvo expuesta a paros docentes desde 1983. A dicho cómputo arribaron tras sumar las huelgas de los años en que cada camada transitó en el ciclo de educación primaria. El resultado: en 15 provincias, al menos un cuarto de los nacidos entre 1977 y 2008 estuvieron expuestas a por lo menos medio año de paros.