La comisión de Salud de la Cámara de Diputados emitió hoy en forma unánime dictamen favorable a un proyecto que regula la prescripción de medicamentos y estudios médicos a través de recetas electrónicas y sistemas de atención mediante plataformas digitales, en el marco de la pandemia de coronavirus.

En una reunión concretada por videoconferencia, el dictamen recibió el respaldo de todo el organismo asesor -que conduce el diputado del Frente de Todos Pablo Yedlin- y podrá ser debatido.

Se espera que, si hay acuerdo entre los bloques, la sesión se haga entre el miércoles y el jueves de esta semana.

El dictamen se logró tras la combinación de los proyectos presentados por los diputados del Frente de Todos Cristina Álvarez Rodríguez y Pablo Yedlin, por Alma Sapag del MPN neuquino y por Claudia Naju y Diego Mestre de la UCR.

El proyecto permite la prescripción de medicamentos y órdenes de estudio de recetas electrónicas, que pueden ser redactadas y firmadas a través de plataformas de teleasistencias.

La medida alcanzará a toda receta o prescripción médica, odontológica o de otros profesionales sanitarios legalmente facultados a prescribir, en los respectivos ámbitos de asistencia sanitaria y atención farmacéutica pública y privada.

En ese sentido, el proyecto fija que "los medicamentos prescriptos en receta en formato electrónico o digital deberán ser dispensados en cualquier farmacia del territorio nacional, servicios de farmacia de establecimientos de salud y establecimientos del sector salud habilitados para tal fin, acorde a las disposiciones vigentes".

Asimismo, el texto determina que los responsables de la fiscalización de los sistemas de receta electrónica y plataformas de teleasistencia deben "garantizar la custodia de las bases de datos de asistencia profesional virtual (historias clínicas digitales), prescripción, dispensación y archivo".

También deben "establecer los criterios de autorización y control de acceso a dichas bases de datos y garantizar el normal funcionamiento y estricto cumplimiento de las normativas vigentes en el área".

Yedlin agradeció el acompañamiento de todos los bloques políticos al afirmar que “es un proyecto que ha terminado siendo de todos; estamos dando un gran paso para la modernización del sistema en el contexto que vivimos por el Covid-19".

Marcó la importancia también de que, en caso de que el proyecto se convierta en ley, "tendrá un marco normativo la teleasistencia que hoy tiene un vacío legal y que, por la pandemia se realiza cada vez más".

El avance en la prescripción digital y la teleasistencia es fundamental en este momento. No solamente será útil para mantenernos con el distanciamiento social requerido, sino que también vamos a poder evitar errores en la dispensa, tener mayor capacidad de auditoría, se podrá controlar la venta de medicamentos bajo receta y ayudar a los sistemas de salud a fiscalizar con mayor facilidad en forma remota”, agregó.

La diputada del PRO Carmen Polledo, vicepresidenta de la comisión, consideró "muy importante actualizar la legislación y permitir que a través del campo de la tecnología pueda dar atención a sus pacientes".

"Es una herramienta muy interesante, importante y oportuna y vino para quedarse", expresó a su vez el diputado del Interbloque Federal Eduardo "Bali" Bucca, quien comentó haber recibido "inquietudes de médicos, psicólogos y odontólogos".

Por su parte, la titular de la Confederación Farmacéutica, Isabel Reynoso, juzgó que el proyecto sirve para "modernizar leyes que son antiguas y que no tenían contemplado la firma digital" y pidió que se incorpore la firma digital del farmacéutico para que "tenga un sello de competencia".