Diputados y senadores nacionales opositores del interbloque de Juntos por el Cambio, celebraron hoy el acuerdo que el Gobierno logró por el canje de la deuda con los tres grupos de acreedores y reclamaron que tras este capítulo el oficialismo muestre su "plan económico".

El presidente del interbloque opositor en la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri, expresó: "Celebro que el presidente, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, hayan logrado el acuerdo con los acreedores externos. Este es un paso importante para el país, ya que permite sentar una de las bases para mejorar el acceso al financiamiento para el Gobierno Nacional, las provincias y, también, para el sector privado".

"Este proceso demostró la responsabilidad de nuestra oposición que apoyó en el Congreso la legislación solicitada por el Poder Ejecutivo para encarar la reestructuración con el suficiente respaldo político e institucional. Hoy, en la Cámara de Diputados, brindaremos igual colaboración al apoyar la ley que abarca la renegociación de la deuda en moneda extranjera emitida en jurisdicción argentina", afirmó el cordobés.

Negri agregó que espera que ahora "el Gobierno explicite el rumbo económico y presente los lineamientos de su política para el corto, mediano y largo plazo", y que el ámbito para que lo haga debe ser la presentación del Presupuesto 2021 en septiembre en el Congreso.

Por su parte, el diputado mendocino y presidente de la UCR Nacional, Alfredo Cornejo, señaló: "Ya no hay excusa, se cerró el acuerdo de la deuda, que pudo ser mejor. El Gobierno ahora debe mostrar el plan económico para el día después de la pandemia. Queremos aportar a la salida de esta crisis que atraviesa el país".

El diputado formoseño Ricardo Buryaile, que integra la bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación, explicó que "el acuerdo con los bonistas es un buen acuerdo para el país es una condición necesaria pero no suficiente en sí misma para generar lo que le falta a la Argentina, que le faltan inversiones, reglas de juego, le falta un plan, cubrir su déficit fiscal si no vamos a caer en lo mismo".

"Por lo tanto es solamente celebrar un acuerdo de cara al futuro. El futuro empieza mañana y mañana el Presidente tiene que presentar un plan, si no hay plan, si seguimos sosteniendo un déficit de 8, 9, 10 puntos del PBI no nos va a servir. Por lo tanto es una buena noticia, necesaria, pero hay que trabajar y el gobierno tiene que exponer su plan que hasta ahora no lo hizo", añadió.

El presidente del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, expresó que "es auspicioso el acuerdo alcanzado, es el primer paso, una condición necesaria pero no suficiente, hacia una economía ordenada y con perspectivas de futuro".

Apoyo opositor al acuerdo en el Senado

En el Senado, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, el radical Luis Naidenoff, sostuvo: "Le dimos al gobierno los instrumentos parlamentarios y políticos para reestructurar la deuda porque sabemos que el arreglo de la deuda es un paso fundamental para comenzar a recorrer el camino de la recuperación económica".

Dentro del bloque PRO, el senador Esteban Bullrich también festejó y pidió al mismo tiempo reactivar la economía: "Celebro el cierre del acuerdo por la deuda llevado a cabo por Alberto Fernández y Martín Guzmán. Esto significa una gran noticia para la Argentina. Tenemos que trabajar juntos para superar las consecuencias que trajo la pandemia y reactivar la economía de nuestro país lo antes posible".

Los legisladores se sumaron así al apoyo que las principales figuras del equipo económico del ex presidente Mauricio Macri, como el ex ministro de Finanzas  Luis Caputo, el ex ministro de Hacienda  Hernán Lacunza o el ex presidente del Banco Central Guido Sandleris, dieron al acuerdo con los bonistas.