Tras los anuncios del Gobierno porteño sobre el regreso a las clases presenciales, la Asociación de Enseñanza Media y Superior (Ademys) que nuclea a docentes porteños aseguró que "es una política criminal para los pibes y para todos los que intervienen en la escuela pública" el regreso a las escuelas.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, sostuvo que "quieren empezar el 17 de febrero relativizando de manera irresponsable el avance de la pandemia en el país en general y en la ciudad en concreto" en referencia al Gobierno porteño.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno, realizó una conferencia de prensa hoy por la mañana para delinear el regreso a clases que esperan sea el 17 de febrero con testeos a los docentes cada 15 días y un esquema de presencialidad de un solo turno pero los 5 días de la semana.

La respuesta de los gremios para la vuelta a clases presenciales

 

"Si sos Gobierno y planteás un esquema de presencialidad desde el 17 tenés que armar un plan. Ellos dicen que cada escuela se va a hacer cargo. Es una locura", afirmó Adaro a El Destape Radio. Desde Ademys reclamaron que se necesitan más elementos de higiene en los colegios.

El gremialista también adelantó que se reunirán “en asambleas desde el 8 de febrero” para decidir que accionar llevará adelante el sindicato y aseguró que no se descarta “tomar medidas de fuerza".

Los docentes privados volverán a las escuelas si son vacunados

Desde otro gremio, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), consideraron que "una vez más, en una clara campaña de marketing político, Larreta anunció la vuelta a la presencialidad el 17 de febrero informando varias cuestiones que en la reunión de ayer no tuvieron ningún tipo de respuestas”, en dialogó con La Nación.

Sadop también agregó que si se observa “el crecimiento de la curva de contagios en la Ciudad, las y los docentes de gestión privada de la ciudad no podemos volver a la presencialidad sin estar vacunados".