El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró hoy que no existe "ninguna posibilidad" de que la Argentina vaya a sufrir una "mega crisis" o a caer en el impago de su deuda externa. 

"No hay ninguna posibilidad de una mega crisis. No hay posibilidad de default. Trabajamos todos los días para que no suceda", dijo el funcionario al expresarse sobre la situación económica y financiera del país. 

El ministro de Hacienda dijo que el Gobierno es consciente de la situación por la que pasan millones de argentinos que tienen dificultades para llegar a fin de mes y se quejan por la situación económica. 

"Sabemos que hay mucha gente a la que le cuesta llegar a fin de mes, que está sufriendo, que la está pasando mal y que le gustaría que vayamos más rápido en solucionar los problemas que datan de 70 años", dijo el ministro en declaraciones al canal América

Según dijo el funcionario, el Gobierno tiene "una responsabilidad muy grande que es evitar una mega crisis en la Argentina como la que ya vivió el país en 2001 y en los años 
80, porque en cada una de ellas acumulamos nuevas camadas de pobreza". 

Dujovne responsabilizó al kirchnerismo por la situación en la que se encuentra la Argentina porque "destruyó la infraestructura, las reservas del Banco Central, el marco institucional y la Justicia". 

En esa línea de pensamiento, Dujovne dijo que la crisis internacional le pegó a la Argentina este año más fuerte que a otros países porque el Gobierno no había terminado de corregir los "desbalances muy grandes" que heredó Cambiemos

En segundo lugar, el funcionario señaló que el tamaño del mercado de capitales de la Argentina es "diminuto", después de "muchísimos años con inflación muy alta y cepo a la compra de dólares", lo que expone más al país a la volatilidad global. 

Dujovne consideró que la Argentina se está adaptando a una nueva situación internacional y señaló que desde marzo se está atravesando un conjunto de shocks que "nos han afectado muy fuerte". 

"La Argentina depende crucialmente del sector agropecuario en sus exportaciones y la sequía que tuvimos este año fue la más grande en los últimos 50 años", argumentó el ministro sobre la profundidad de la crisis actual.