Mientras Elisa Carrió andaba virtualmente por los pisos de los supermercados buscando los precios más bajos, el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba se dejaba tentar por unos duraznos que cotizaban un 50% más de lo que vale en las grandes cadenas.

Es que el consultor ya es un argentino más. Hoy por la tarde, mientras caminaba por el coqueto barrio de Recoleta, en la calle Libertad a pasos de Juncal, se tentó con unos duraznos y no se privó de tocarlos para ver si valía la pena la inversión.

La caminata fue a las 15 y el que lo detectó fue el periodista Francisco Juerguen del diario La Nación, quién lo inmortalizó en una foto en la puerta del supermercado Amor.

Durán Barba tenía motivos para dudar, el kilo de duraznos cotizaba $95 en la verdulería, más del doble del valor que por ejemplo, lo ofrece el Mercado Central para venta minorista, que lo publica a $45 el kilo.

Por eso, antes de desembolsar el pago, el ecuatoriano se ocupo de tocar uno por uno los duraznos, aprovechando que el verdulero estaba distraído, atendíendo a otros clientes. Se salvó de la clásica recomendación: “No toque la mercadería”.

Tal parece que el ecuatoriano no anda en busca de ofertas. Sin moverse de su casa, hubiera pagado el kilo $60 con un pedido on line a Coto. Casi el mismo valor al que lo ofrece Jumbo, $59,90, también en su versión web.

El mismo día que Elisa Carrió creó un meme tirada en el piso para encontrar los productos más bajos, Durán Barba se compró los duraznos más caros del barrio. Será que no tiene problemas para llegar a fin de mes, sino, buscaría mejores precios y no pagaría un 50% más por un simple kilo de durazno.

noticias relacionadas