En la previa al tratamiento de la modificación del Impuesto a las Ganancias, un análisis de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) destacó que la cantidad de trabajadores alcanzados por ese impuesto pasó de 1.200.000 millón a fines de 2015 a 2.300.000 millones en diciembre de 2019, lo que significó un aumento del 91,66% durante el macrismo.
 
Entre 2003 y 2015 se registró un promedio del 12,5% de alcanzados y alcanzadas por el impuesto a las Ganancias sobre el total de trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado”, indicó el reporte del Observatorio de Políticas Públicas de la Undav.

Al respecto añadió que “entre 2016 y 2019 el promedio de ese indicador se elevó a 21%, finalizando en 2019 con 23,2% del total de trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado pagando Ganancias”.

Así subrayó que se pasó “de 1.200.000 millón de personas alcanzadas por el impuesto hacia fines de 2015 a 2.300.000 millones a finales de 2019”, con lo que casi se duplicó la cantidad trabajadores gravados en la presidencia de Mauricio Macri.

El proyecto fue propuesto por Sergio Massa y cuenta con el aval del presidente Alberto Fernández

¿Cómo sería si se modificara la Ley de Ganancias?

El análisis consideró que “si se aprueba el proyecto de Ley sobre el impuesto a las Ganancias, que mañana comienza a discutirse en el Congreso, la proporción de trabajadores retenidos será menos de la mitad que el promedio 2016/19”.

En ese sentido precisó que “la propuesta del incremento del piso de mínimo no imponible de Ganancias hasta los salarios de $ 150.000 brutos provocará que 1.200.000 millón de trabajadores, trabajadoras, jubilados y jubiladas dejen de pagar este tributo”.

“Esta decisión política mejoraría las capacidades de consumo de un sector de la población que no se encuentra entre el 10% que más ingresos recibe”, subrayó la Undav, al tiempo que evaluó que “el esfuerzo fiscal que se realizaría podría traducirse en consumo, que contribuya a la reactivación económica y retorne a las arcas del estado vía otros tributos”.

¿Cuánto recauda hoy el Impuesto a las Ganancias?

El informe destacó que “la recaudación por Ganancias representa cerca de un 5% del Producto Bruto Interno”, y afirmó que esa proporción está “por debajo del indicador de otros países como España, donde equivale al 7,9% del PBI; Francia, donde representa 9,6%; Estados Unidos, 10,1%; y Australia, 11,8%”.

Además, subrayó que “en cuanto al impuesto a la propiedad, conocido localmente como Bienes Personales, Argentina se ubica último en el ranking de recaudación en porcentaje del PBI con un 0,2% mientras que en España, Francia, Estados Unidos y Australia, se encuentra por encima del 1%”.

¿Cuánto se dejaría de recaudar si se modifica?

El análisis reconoció que el aumento del mínimo no imponible de Ganancias “implicaría un esfuerzo fiscal de cerca de 40.000 millones de pesos que se dejarían de recaudar con un impuesto progresivo”.

“Por ese motivo podría pensarse un incremento futuro del impuesto a los Bienes Personales, siendo un tributo progresivo que recauda significativamente por debajo de la media mundial de impuestos al patrimonio”, concluyó el reporte. 

¿Qué otras artículos se quieren  modificar de la ley?

Pablo Moyano es uno de los sindicalistas más involucrados en la modificación de la Ley de Ganancias

Otro de los artículos del proyecto también busca a eximir a la mayoría de los jubilados del pago del tributo, al establecer que quienes perciban hasta ocho jubilaciones mínimas quedarán exentos del pago de Ganancias.

El oficialismo además aceptará introducir cambios propuestos desde el sindicalismo que piden que queden exceptuados del pago del impuesto a las ganancias las horas extras, viáticos, el aguinaldo, pago de guardería y los bonos productivos. Algunos de los sindicalistas que participarán de las reuniones con el gobierno nacional son Pablo Moyano ( Camioneros), Mario Manrique (Smata), Omar Plaini (Canillitas), Raúl Durdo (Somu, Marítimos) y Sergio Sánchez (Peajes).

La intención del gabinete de Alberto Fernández es realizar una ronda de consultas a lo largo de toda la semana y emitir el dictamen si es posible. Si no resulta de esa manera se firmaría entre el 15 y el 16 de marzo, previo a su tratamiento en el recinto de sesiones previsto para el miércoles 17 o jueves 18, según informaron fuentes parlamentarias.