Tras días intensos de reuniones con los diferentes sectores que determinan los precios de los alimentos, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, hablará con Crónica HD en una entrevista desde la Casa Rosada.

El Gobierno viene de un rally de encuentros con los sindicatos, las grandes empresas y la Mesa de Enlace que reúne a los principales referentes del campo para lograr un acuerdo de precios de los alimentos, que presionan la inflación, y salarios, que arrastran meses por detrás de los aumentos, para el 2021.

En el medio, el Indec dio a conocer este jueves el primer Índice de Precios al Consumidor ( IPC) del año: 4 por ciento.

En el mano a mano con las centrales obreras, la CGT y las CTA, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se comprometió en nombre de la gestión a negociar "paritarias sin techo", mientras que los gremios apuntaron a los grandes empresarios como los "formadores de precios" que "provocan la inflación".

Con los referentes del agro la promesa de la administración de Alberto Fernández fue "no tocar" las retenciones, ya que por la Ley de Solidaridad aprobada en diciembre de 2019, los derechos de exportación pueden subir un 3% más (de 30% a 33%). Jorge Chemes, titular de la Federación Agraria, reveló además que no está en los planes del Gobierno la quita o devolución del IVA para los sectores más pobres, una de las propuestas que impulsan tanto la Mesa de Enlace como la Unión Industrial Argentina (UIA).

La respuesta de los hombres de negocios más importantes del país a los sindicatos llegó este jueves cuando tuvieron su encuentro con el Gabinete Económico. Allí, Cafiero pidió continuar con la batalla contra la inflación y remarcó la necesidad de alcanzar un acuerdo de salarios y precios.

Daniel Funes de Rioja, representante de la UIA, advirtió que ningún empresario quiere que el IPC suba ya que es una cuesión de "estabilidad macroeconómica", necesaria para el crecimiento privado. Además, respondió a la queja de los sindicatos y comentó que la inflación no tiene un solo origen, ya que "el año pasado los alimentos procesados tuvieron los precios congelados, subieron entre 4 y 10% y la inflación fue de 36".